Interesante

Noticias de Venezuela - Historia

Noticias de Venezuela - Historia



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

VENEZUELA

En las noticias

Venezuela ve tensa calma tras sangrientos enfrentamientos postelectorales


Venezuela: conformarse con el declive a medida que se extiende la tiranía

Buenas noticias: las sanciones de Estados Unidos a una empresa china perjudican a Maduro. Malas noticias: la administración de Biden considera que estas sanciones han “fallado”.

Es por eso que la gente que huye de Venezuela, como la gente sigue huyendo de Cuba, incluso a riesgo de su propia vida. Incluso la oposición ha huido de Venezuela, lo cual es algo sensato con una caza de brujas redoblada contra los enemigos del régimen. Sin duda, esto facilita la participación en el fraude electoral.

Esto no quiere decir que la oposición no haya hecho nada, de hecho, se han metido en ... la criptomoneda. No es que la moneda de Venezuela necesite ayuda para autodestruirse, razón por la cual Venezuela se está alejando del Bolívar hacia ... el dólar estadounidense.

¿Y a qué ha conducido esta falta de legitimidad y corrupción en este glorioso infierno revolucionario en curso? ¡Aún más corrupción y represión! Ah, y también el colapso de la atención médica, los derechos humanos y la capacidad de luchar contra Corona-chan.

Uno pensaría que Venezuela sería una advertencia para otros países de América Latina, pero claramente el canto de sirena de la represión ha llevado a Ortega en Nicaragua a emular a Maduro en Venezuela, todo mientras Perú vota para autodestruirse.


Contenido

Las cuatro principales cadenas de televisión privadas son RCTV (1951-2007), Televen, Venevisión y el canal de noticias 24 horas Globovisión. La televisión estatal incluye Venezolana de Televisión, TVes, ViVe y teleSUR. También hay estaciones de televisión comunitarias locales como Televisora ​​Comunitaria del Oeste de Caracas (CatiaTVe). El gobierno venezolano también dirige Avila TV, Buena TV, Asamblea Nacional TV (ANTV), Agencia Bolivariana de Noticias y financia la mayor parte de la red latinoamericana TeleSUR.

Los principales periódicos venezolanos son El Nacional, Últimas Noticias, y el Universal todos los cuales son empresas privadas y con sede en Caracas. También hay muchos periódicos regionales.

Revolución prebolivariana Editar

Venezuela fue el noveno país del mundo en tener televisión, presentado en 1952 por Marcos Pérez Jiménez. En 1963, una cuarta parte de los hogares venezolanos tenían televisión, una cifra que aumentó al 45% en 1969 y al 85% en 1982. [6]

Durante el período en que el sistema político estuvo dominado por Acción Democrática (AD) y COPEI (1958-1998), después del cierre de Acción Democrática La Republica en 1969, ninguno de los principales periódicos o emisoras estaba afiliado a un partido político. Sin embargo, debido a la importancia de los dos partidos principales, la mayoría de los periódicos tenían columnistas o editorialistas habituales que presentaban las opiniones de AD y COPEI sobre los temas del día. [7]

Durante este período, ambos partidos prometieron escaños en el Congreso a los editores a cambio de una cobertura favorable. [8] En 1983, un acuerdo con la campaña presidencial de Jaime Lusinchi resultó en la elección de cuatro representantes del grupo editorial Bloque DeArmas para el Congreso en listas de AD. COPEI había llegado a un acuerdo similar en 1968 en nombre de Rafael Caldera, prometiendo a Miguel Ángel Capriles un escaño en el Senado y el derecho a designar once candidatos al Congreso. [7]

Para la década de 1970, Venezuela superó a Argentina como la nación más urbanizada de América del Sur. Los beneficios que ha traído la urbanización en términos de facilidad de comunicación fueron contrarrestados por problemas sociales (Referencias de Prensa). [9]

Revolución Bolivariana Editar

Los medios venezolanos apoyaron inicialmente a Hugo Chávez después de su elección en 1998, apoyando los cambios que propuso para Venezuela. [10] [11] Sin embargo, cuando los medios comenzaron a reportar "realidades negativas" que ocurrían en Venezuela, el gobierno de Chávez comenzó a ver a los medios independientes como un enemigo. [11] Después de que Chávez estableció su posición de poder en Venezuela al eliminar las barreras políticas, los medios independientes comenzaron a criticar a Chávez de una manera similar a la forma en que otros países latinoamericanos harían que sus medios criticaran a sus propios gobiernos. [12] La prensa independiente venezolana se opuso entonces a Chávez, temiendo que arruinara la economía y la democracia venezolana. [13]

El gobierno de Chávez respondió promulgando leyes que amenazarían con la revocación o multas de los medios de comunicación, [14] [15] mientras que Chávez y sus funcionarios también combatirían a los medios llamando a los reporteros por su nombre, lo que enfureció a los miembros de los medios, lo que provocó dudas. informes y artículos. [13] Surgieron temores entre los medios cuando Chávez llamó a los periodistas por su nombre, [15] con tal polarización que se hizo tan intensa que eventualmente los periodistas "fueron atacados regularmente en la calle por partidarios de Chávez". [13] En junio de 2001, la Corte Suprema llena de Chávez dictaminó que los medios de comunicación podrían enfrentar consecuencias por "medias verdades" y poco después, en enero de 2002, la sede de el Universal fue agredido por cientos de chavistas, los reporteros de Globovisión fueron agredidos al intentar grabar a Aló Presidente y hubo un atentado con bomba en el periódico Así Es la Noticia. [15] Meses después del intento de golpe de Estado venezolano de 2002 en abril de 2002, en el que los medios de comunicación jugaron un papel significativo, Chávez utilizó una "estrategia doble" en la que su gobierno fortaleció sus propios medios y "cerró, intimidó o infiltrado en casi todos los medios independientes ". [16] En 2004, se aprobó la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, que permite al gobierno censurar los medios de comunicación con el fin de "promover la justicia social y promover el desarrollo de la ciudadanía, la democracia, la paz, los derechos humanos, la educación, la cultura, la salud pública y el desarrollo social y económico de la nación ". [17] La ​​ley, que se extendió a Internet y las redes sociales en 2010, requiere que las empresas de medios "establezcan mecanismos para restringir, sin demora, la difusión de mensajes". [17] [18]

En el momento de la muerte de Chávez en 2013, dejó una atmósfera mediática transformada en Venezuela con las organizaciones de medios que se oponían a que él fuera silenciado y como resultado una expansión de los medios estatales. [18] Los trabajadores de los medios enfrentan barreras legales, demandas por difamación de funcionarios venezolanos o son blanco de violencia. [18] Tanto Chávez como su sucesor, Nicolás Maduro, presionarían a los medios de comunicación hasta que fracasaran impidiéndoles adquirir los recursos necesarios. [19] El gobierno venezolano manipularía los tipos de cambio de las organizaciones de medios para que ya no pudieran importar sus recursos o multarlos fuertemente. [19] El gobierno entonces usaría una empresa fachada para darle a la organización en problemas una oferta "generosa" para comprar la empresa. [19] Después de la compra, la empresa fachada prometía que el personal no cambiaría, pero los liberaría lentamente y cambiaría su cobertura para estar a favor del gobierno venezolano. [19]

La televisión en Venezuela comenzó en 1952 cuando el dictador Marcos Pérez Jiménez lanzó el canal estatal Televisora ​​Nacional, convirtiendo a Venezuela en el noveno país del mundo en tener televisión. Para 1963, una cuarta parte de los hogares venezolanos tenían televisión, una cifra que aumentó al 45% en 1969 y al 85% en 1982. [6] Aunque el programa de televisión más conocido a nivel internacional es el programa de entrevistas semanal del presidente Hugo Chávez. Aló Presidente, hay muchas telenovelas conocidas.

Las principales cadenas de televisión privadas son RCTV (lanzada en 1953, perdiendo su licencia de transmisión terrestre en 2007) Venevisión (1961) Televen (1988) Globovisión (1994). La televisión estatal incluye Venezolana de Televisión (1964 como canal privado, nacionalizado en 1974), TVes (2007), ViVe (cadena cultural, 2003) y teleSUR (canal panlatinoamericano con sede en Caracas patrocinado por siete estados latinoamericanos, 2005). . También existen estaciones de televisión comunitarias locales como Televisora ​​Comunitaria del Oeste de Caracas (CatiaTVe, 2001) y una variedad de cadenas regionales como Zuliana de Televisión. El gobierno venezolano también proporciona financiamiento a Avila TV (2006), Buena TV y Asamblea Nacional TV (ANTV, cadena de la Asamblea Nacional de Venezuela, 2005).

En 1998, la televisión independiente representaba el 88% de los 24 canales de televisión nacionales, mientras que el 12% restante de los canales estaba controlado por el gobierno venezolano. Para 2014, había 105 canales de televisión nacionales con solo 48 canales, o el 46%, que representaban a los medios independientes, mientras que el gobierno venezolano y los "canales comunitarios" que financiaba representaban el 54% de los canales, o los 57 canales restantes. [20]

Periodismo Editar

En un artículo de El Tiempo (Anzoátegui), los periodistas explican las razones por las que han pasado de los medios de comunicación tradicionales, como los periódicos y las organizaciones, a los sitios web. Los periodistas explicaron cómo tras las denuncias de censura tras la venta de la organización Cadena Capriles y el Universal, los periodistas han encontrado refugio en Internet. Algunos periodistas incluso han creado sus propios sitios web, aunque con algunas dificultades. [21] Esto incluye una imitación venezolana de Noticias desnudas llamado Desnudando La Noticia (Despojando de las noticias). [22]

Redes sociales Editar

El uso de las redes sociales se ha vuelto importante en Venezuela debido a la censura del gobierno que impide la libertad de prensa en otras formas de medios. [3] [4] Algunos venezolanos dependen de las redes sociales para comprar bienes, como medicamentos, que son vitales para la supervivencia. [4] Las redes sociales también han permitido que los venezolanos protesten, aunque el gobierno bolivariano ha apuntado a los críticos. [4] Una encuesta realizada en septiembre de 2018 por Meganalisis encontró que el 57.7% de los encuestados confiaba en las redes sociales como fuente de noticias. [23]

Las grandes organizaciones de periódicos incluyen El Universal (Caracas) y El Nacional (Caracas). En 2014, los periódicos de todo el país han informado de escasez de papel y han agotado sus reservas, lo que ha provocado recortes de servicios para los clientes. Pese a ello, el gobierno venezolano ha anunciado la creación de dos nuevos periódicos estatales en septiembre de 2014. [24] En octubre de 2014, el vicepresidente de la Comisión de Propaganda, Agitación y Comunicación del PSUV, Ernesto Villegas también anunció la adquisición por parte del gobierno venezolano. de Diario Vea.

En 2013, circulaban 90 periódicos en Venezuela. [25] Tras la elección del presidente Nicolás Maduro, 55 periódicos en Venezuela dejaron de circular debido a dificultades y censura gubernamental entre 2013 y 2018. [26] Para 2019, el número de periódicos que circulaban en Venezuela se redujo a 28. [25]

Según Freedom House en su Libertad de Prensa 2014 informe, los medios de comunicación en Venezuela están clasificados como "no libres". [2] La libertad de prensa de Venezuela también se ubicó en un lugar bajo, con una clasificación de 171 de 197 países. [27] Freedom House explicó que la libertad de prensa de Venezuela había disminuido durante los "15 años en el poder" de Hugo Chávez, afirmando que la relación del gobierno venezolano con los medios de comunicación "condujo a fuertes caídas en la libertad de prensa y un aparato de información gubernamental enormemente ampliado". Luego de que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (CONATEL) implementó la Ley Resorte Alegando que la "seguridad democrática" estaba en peligro e imponiendo fuertes multas a los medios privados, los medios respondieron "suavizando su cobertura de noticias nacionales e internacionales". Esta ley también requiere que todos los medios de comunicación transmitan transmisiones gubernamentales en vivo (cadenas) "que el gobierno emite con frecuencia, al azar y sin tener en cuenta la programación regular". [2]

La presidencia de Hugo Chávez resultó ser una guerra continua contra los medios de comunicación conservadores. Culpó a muchos de ellos por apoyar un intento de golpe de Estado en su contra en 2002, lo que en realidad hicieron al aire. Hizo cambios en el lado de la transmisión a través de regulaciones y nuevos propietarios. Maduro continuó los pasos de su predecesor al hacer cambios drásticos en los medios impresos. Por lo tanto, los amigos de los medios de comunicación comenzaron a volverse contra su gobierno. Los periodistas se quejan y expresan su frustración, ya que ya no pueden informar libremente al medio de comunicación. Además, muchos han recurrido y están haciendo uso de nuevas plataformas, como sitios web y aplicaciones de Internet. [28]

En el Informe anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos 2013, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos declaró que "el Código Penal de Venezuela, los Código Orgánico de Justicia Militar, y el Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (Ley Resorte) todos tienen secciones que no son compatibles con los estándares interamericanos sobre libertad de expresión ". También informaron que los medios de comunicación habían sido atacados por las autoridades gubernamentales. Hay informes de autoridades que destruyen trabajos y equipos pertenecientes a los medios de comunicación, detenciones e interrogatorios de los medios de comunicación. corresponsales, reporteros encarcelados como "rebelión civil" después de expresar una opinión, periodistas acusados ​​de espías y múltiples informes de detenciones de periodistas después de informar sobre presuntas irregularidades electorales. Los trabajadores de los medios de comunicación también han sido agredidos física y verbalmente por las autoridades gubernamentales, habían recibido amenazas de muerte contra ellos y sus familias y habían sido intimidados tanto por partidarios del gobierno como por autoridades tras la muerte de Hugo Chávez. Dibujantes, periodistas, escritores y artistas recibieron amenazas de muerte a través de "llamadas telefónicas, mensajes de texto a sus teléfonos móviles y a través de la red social Twitter ". Durante una entrevista radial, Nicola s Maduro culpó a Televen por la violencia ocurrida en el país luego de las elecciones y acusó a Globovisión de ser "fascista". El gobierno venezolano también ha sido acusado de no permitir que los medios de comunicación públicos asistan a eventos oficiales y lugares como la Asamblea Nacional, donde solo pueden participar los medios de comunicación administrados por el gobierno. [29]

En el Informe mundial 2014 por Human Rights Watch, el gobierno venezolano "ha ampliado y abusado de sus poderes para regular los medios". El informe dice que "las críticas duras al gobierno todavía son comunes en varios periódicos y algunas estaciones de radio, el miedo a las represalias del gobierno ha hecho de la autocensura un problema grave". El informe también criticó la ley de telecomunicaciones enmendada en la que el gobierno podría quitar concesiones a los medios de comunicación privados si es "conveniente para los intereses de la nación". [30]

En un informe de 2015 del Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), más de 25 organizaciones de medios habían cambiado de propiedad entre 2010 y 2015 y los nuevos propietarios tenían "una relación directa" con los gobiernos locales y el gobierno nacional vinculado al chavismo. [31]

Ataques a los medios Editar

En el Informe anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos 2013, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos dijo que había recibido información sobre "el uso persistente de declaraciones estigmatizantes por parte de funcionarios públicos para desacreditar a periodistas, comunicadores y miembros de la oposición que expresan ideas, opiniones o difunden información contraria a los intereses del Gobierno venezolano ". El presidente Maduro ha acusado frecuentemente a los medios de "guerra psicológica", "terrorismo mediático", de "ultraderecha" e "ignorantes, perversos y manipuladores". El presidente Maduro también había llamado al periódico El Nacional, "El Nazi-onal" y dijo que "[comprar] El Nacional es como comprar ácido muriático y desayunar ácido muriático todos los días. ¡Eso es, es veneno! No lo compro, no se lo recomiendo a nadie Cómpralo tampoco, en realidad ni siquiera a la gente de la oposición porque si lo hacen darán una mala impresión ”. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos destacó lo importante que es para "crear un clima de respeto y tolerancia a todas las ideas y opiniones" en Venezuela. [29]

Durante el tratamiento del cáncer de Hugo Chávez Editar

Empleados de Globovisión presentó denuncias al Ministerio Público sobre "supuestas amenazas de representantes del Poder Ejecutivo contra los medios de comunicación" y que "las declaraciones de altos funcionarios constituyen un discurso oficial que incita a agresiones físicas y verbales a los empleados de Globovisión, y garantiza la impunidad de los agresores ". Nicolás Maduro usó duras acusaciones a los medios de comunicación que informaban sobre la salud de Hugo Chávez llamándolos "ultraderechistas", diciendo que "tienen un alma absolutamente miserable, absolutamente miserable, y responden a planes antipatrióticos" y que son "una minoría muy venenosa de esa ultraderecha que no cesa en su ataque contra el presidente Chávez". El presidente Maduro también acusó a los periódicos el Universal y El Nacional del "terrorismo mediático" y una "guerra psicológica". Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, dijo que los medios privados son "los enemigos de la patria, del pueblo, de la Revolución, de la Constitución" y que "incentivar actividades de este tipo porque pueden resultar contraproducentes […] y ante estos medios que van con la ruina de la paz en este país, con la destrucción de la paz en este país, les voy a decir: el día que algo pase aquí, la gente sabrá lo que vamos a agarrar - y estoy casi seguro que los medios de la derecha no se van a quedar sin la visita de la gente. Y esto no son amenazas, solo estoy tratando de interpretar la realidad de un pueblo que está cansado, que Está harto de ser sometido y acosado, cada día, a mil presiones por parte de los medios de comunicación de derecha con sus mentiras ”. [29]

Después de las elecciones presidenciales de 2013 Editar

El presidente Maduro dijo que ha llegado el momento de que los medios de comunicación demuestren "con quién están […] con la patria, con la paz, con el pueblo, o van a volver a estar del lado del fascismo". El presidente Maduro también realizó en su momento varios ataques verbales contra los medios de comunicación diciendo que "son sádicos del periodismo y la comunicación" y que "celebran [con] la fiesta de la muerte". [29]

2013 disturbios en la cárcel de Uribana Editar

Luego de que el gobierno ya había anunciado los planes de allanamiento de una cárcel de Uribana, la ministra del Poder Popular para Servicios Penitenciarios, Iris Varela, culpó Globovisión y El Impulso por ataques a las autoridades.Dijo: "Nos sorprendió el anuncio del allanamiento por parte de la red privada Globovisión, las redes sociales y la página web del diario El Impulso, que sin duda constituyó un detonante de la violencia, como lo demuestra el inicio de una Motín dentro del Centro Penitenciario horas después, durante el cual los jefes de las bandas agredieron a miembros de la Guardia Nacional, resultando en un lamentable número de bajas ”. [29]

Publicar información privada Editar

En 2014, Diario Las Américas informó que el portal noticioso venezolano Noticias24 había enviado mensajes a miembros actuales y formales de la agencia de inteligencia venezolana SEBIN, dando a conocer "registros personales de ciudadanos que frecuentan el portal de foros de la institución periodística con opiniones críticas sobre el desempeño del gobierno Nicolás Maduro". El director de Noticias 24, Frank Prada, envió capturas de pantalla de los comentarios críticos al SEBIN y al exdirector y ahora ministro del Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres. Fue alegado por Diario Las Américas que dado que el gobierno venezolano conocía la dirección IP de los usuarios, podrían bloquear futuros comentarios críticos en el futuro con la "estatal CANTV" y conocer la ubicación del usuario. [32]

Censura Editar

La libertad de Internet en Venezuela disminuyó en 2017. [33] El país avanza hacia el aumento de la censura de Internet y el aumento de la vigilancia en línea. Las redes sociales son la ruta que toman los manifestantes para plantear sus preocupaciones. Esto ha llevado a la implementación de filtrado de contenido y vigilancia en línea por parte del gobierno del país. El gobierno justifica que Internet se utiliza para promover el discurso de odio. [34]

Según las organizaciones de protección de los medios, los venezolanos "se han visto obligados a encontrar alternativas mientras los periódicos y las emisoras luchan con los esfuerzos estatales para controlar la cobertura", con una tendencia creciente de venezolanos que utilizan los medios de comunicación en línea para eludir los censores del gobierno. [3] [35] sitios web como Informe21, [36] El Diario de Caracas, La Patilla Agencia Carabobeña de Noticias y Efecto Cocuyo han surgido para contrarrestar la censura. [3] [35]

Periodistas y defensores de la libertad de prensa afirman que sitios web de noticias como La Patilla "han ayudado a llenar un vacío" desde que personas vinculadas al gobierno venezolano habían comprado medios de comunicación en Venezuela, como el Universal, Globovisión y Ultimas Noticias. [3] En un artículo de El periodico de Wall Street Al discutir la creciente popularidad de los sitios web de noticias en Venezuela, el director general de La Patilla, Alberto Federico Ravell, afirmó que "La línea editorial de La Patilla es llamarlo como es. No necesitamos papel. No necesitamos una licencia de transmisión. Hay poco pueden hacer para exprimirnos ". [3]

La búsqueda de una forma alternativa de expresar sus puntos de vista no pasa desapercibida para la nueva generación. Según un artículo publicado por Reuters, un grupo de jóvenes activistas venezolanos se encargó de tomar las líneas de autobús que pasan por los barrios más pobres de Caracas y hacer su propio tipo de "transmisión de noticias". Claudia Lizardo, una directora creativa de 29 años, formó un pequeño equipo compuesto por cuatro amigos y comenzó a transmitir bajo el nombre de "Bus TV" con nada más que un marco de cartón y sus voces. El grupo afirma que el objetivo es producir medios de comunicación basados ​​en hechos en lugar de buscar la confrontación con nadie. Laura Castillo, una integrante del equipo, afirmó que "queremos que esto sobreviva, por eso tenemos un enfoque respetuoso que no busca el enfrentamiento con nadie". [37]


Índice

Geografía

Venezuela, un tercio más grande que Texas, ocupa la mayor parte de la costa norte de América del Sur en el Mar Caribe. Limita con Colombia al oeste, Guyana al este y Brasil al sur. Los sistemas montañosos dividen a Venezuela en cuatro áreas distintas: (1) las tierras bajas de Maracaibo (2) la región montañosa en el norte y noroeste (3) la cuenca del Orinoco, con los llanos (vastas llanuras cubiertas de hierba) en su frontera norte y gran bosque áreas en el sur y sureste y (4) el Altiplano Guayanés, al sur del Orinoco, que representan casi la mitad del territorio nacional.

Comienza la era de Hugo Chávez

El presidente izquierdista Hugo Chávez asumió el cargo en 1999, prometiendo reformas políticas y económicas para dar a los pobres una mayor parte de la riqueza petrolera del país. Se formó una asamblea constituyente para reescribir la constitución en julio de 1999, seguida de la creación de una asamblea constitucional integrada por los aliados de Chávez que reemplazó al Congreso elegido democráticamente. La asunción de un mayor poder por parte de Chávez generó acusaciones de que está estableciendo una dictadura de izquierda.

Chávez fue reelegido para un mandato de seis años en julio de 2000. Se convocó a tropas para sofocar las serias protestas por las elecciones en varias ciudades. En 2000, Chávez visitó otros países de la OPEP, convirtiéndose en el primer jefe de estado extranjero en visitar Irak desde la Guerra del Golfo de 1991. Es cercano al presidente Fidel Castro de Cuba, que recibe petróleo venezolano a precios reducidos.

En diciembre de 2001, organizaciones empresariales y laborales realizaron un paro laboral para protestar contra el gobierno cada vez más autoritario de Chávez. En abril de 2002, las tensiones alcanzaron un punto de ebullición cuando los trabajadores redujeron la producción de petróleo para protestar contra las políticas de Chávez. Después de una manifestación masiva contra Chávez durante la cual murieron 12 personas, una coalición de líderes empresariales y militares obligó a Chávez a abandonar el poder. Pero las críticas internacionales al golpe, especialmente en América Latina, y un gran apoyo de los seguidores del presidente llevaron a Chávez al poder solo dos días después. Después del golpe, Chávez siguió siendo muy popular entre los pobres, a pesar del estado desesperado de la economía. Los sindicatos venezolanos, las organizaciones empresariales, los medios de comunicación y una buena parte de los militares quedaron sustancialmente menos encantados.

Chávez sobrevive al referéndum, consolida el poder

A principios de diciembre de 2002, líderes empresariales y laborales convocaron una huelga general. Para enero de 2003 prácticamente había detenido la economía, incluida la industria petrolera. Los líderes de la huelga se comprometieron a continuar hasta que Chávez renunciara o aceptara elecciones anticipadas. Pero en febrero de 2003, después de nueve semanas, los huelguistas admitieron la derrota. En agosto de 2003, se entregó una petición con 3,2 millones de firmas a la comisión electoral del país, exigiendo un referéndum revocatorio sobre Chávez. El gobierno de Chávez impugnó rigurosamente el proceso del referéndum y las peticiones presentadas en septiembre de 2003 y febrero de 2004 fueron rechazadas por inválidas. La junta electoral finalmente aceptó una petición en junio de 2004 y programó el referéndum para el 15 de agosto. Chávez, que había estado reforzando su posición con los pobres venezolanos durante las demoras, ganó el referéndum con un abrumador 58% de los votos. La oposición alegó fraude, pero los observadores internacionales confirmaron que no hubo irregularidades. La mano de Chávez se vio claramente fortalecida y, para la primavera de 2005, su índice de popularidad alcanzó el 70%, debido en gran parte a sus programas de gasto social. En las elecciones parlamentarias de diciembre de 2005, el Movimiento Quinta República de Chvez ganó 114 de 167 escaños, y los escaños restantes fueron ganados por sus aliados. La oposición boicoteó las elecciones, sosteniendo que no podían confiar en el Consejo Nacional Electoral pro Chávez. El presidente Chvez ganó la reelección en diciembre de 2006 con el 63% de los votos.

A principios de 2007, Chvez tomó medidas significativas para consolidar aún más su poder y acercar a Venezuela a convertirse en un estado socialista. En enero, anunció la nacionalización de importantes empresas de energía y telecomunicaciones. Días después, la Asamblea Nacional votó para permitirle a Chvez gobernar por decreto durante 18 meses. En mayo, Chvez cerró la principal estación de televisión de la oposición, RCTV, que ha sido crítica con el gobierno. La Asamblea Nacional votó en agosto para abolir los límites de los mandatos presidenciales.

En noviembre de 2007, el ejército colombiano capturó a rebeldes de las FARC que portaban videos, fotografías y cartas de unos 15 rehenes, algunos de los cuales han sido retenidos en campamentos de la selva por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, durante casi diez años. Las FARC de inspiración marxista, el grupo rebelde más grande de América Latina, han estado librando guerras de guerrillas contra el gobierno colombiano durante 40 años. Entre los rehenes se encontraban tres contratistas militares estadounidenses e Ingrid Betancourt, ex candidata presidencial colombiana. También en noviembre, Uribe retiró su apoyo a los intentos del presidente venezolano Hugo Chvez de negociar con las FARC, aumentando la tensión entre los dos países. Posteriormente, Chvez retiró al embajador de Venezuela en Colombia.

Nuevo referéndum fracasa pero Chávez no se inmuta

El 3 de diciembre de 2007, un referéndum que se esperaba que fuera aprobado fue rechazado por los votantes, entre un 51% y un 49%, luego de semanas de protestas públicas inusuales y campañas contra el paquete presentado por Chvez. Las 69 enmiendas propuestas a la constitución incluían la abolición de los límites del mandato presidencial, la eliminación de la autonomía del Banco Central, que le habría dado a Chvez un nuevo poder para construir una economía socialista, y algunas que gozaron de un amplio apoyo, incluida la reducción de la jornada laboral a seis horas. y ofrecer pensiones a los vendedores ambulantes y amas de casa.

? No retiraré ni una coma de esta propuesta, esta propuesta sigue viva ", dijo Chvez." Para mí, esto no es una derrota ".

Chvez instituyó un cambio de hora el 9 de diciembre de 2007, que colocó a Venezuela media hora por delante de la hora estándar del este. El gobierno afirmó que era una medida de salud para mejorar la vida de los venezolanos al exponerlos a más luz solar.

Nuevos desafíos para Chávez en casa y en el exterior

Meses de negociaciones entre Chávez y rebeldes de las FARC sobre la liberación de tres rehenes terminaron el 31 de diciembre de 2007, cuando las FARC se negaron a entregarlos, diciendo que no se habían cumplido las condiciones de seguridad prometidas. Sin embargo, el 10 de enero de 2008, rebeldes de las FARC liberaron a dos rehenes, Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo, en Guaviare, en el sur de Colombia. Rojas, un político colombiano capturado en 2002, y Perdomo, un legislador colombiano capturado en 2001, fueron escoltados fuera de la selva por varios guerrilleros. La liberación de los rehenes fue un triunfo para Chávez, quien coordinó el operativo.

Como parte de su campaña continua para asumir el control autoritario total sobre el país, el presidente Chvez implementó una nueva ley de inteligencia en mayo de 2008 y reemplazó las antiguas agencias de inteligencia del país, que incluyen la policía secreta DISIP y la agencia de inteligencia militar DIM, con dos nuevas agencias autónomas llamadas Oficina General de Inteligencia y Oficina General de Contrainteligencia. La nueva ley de inteligencia requiere que los ciudadanos ayuden a las nuevas agencias o, de lo contrario, enfrentarán el encarcelamiento. Chvez afirmó que la nueva ley era necesaria para garantizar la "seguridad nacional" ante presuntas intimidaciones y posibles ataques por parte de Estados Unidos. El 7 de junio de 2008, Chvez revirtió las nuevas políticas de inteligencia, reconociendo la intensa oposición y las extensas críticas del pueblo venezolano.

El 31 de julio de 2008, último día que Chvez tuvo poder legislativo, aprobó 26 nuevas leyes que aumentaron significativamente su control, lo que le permitió delegar líderes regionales con presupuestos separados, crear una nueva rama militar y controlar temporalmente empresas privadas, entre otras. potestades. El 4 de septiembre, en la última de muchas adquisiciones de empresas privadas por parte del gobierno, el parlamento venezolano votó para darle a Chvez el control de la distribución de combustible del país. Chávez ganó un referéndum decisivo en febrero de 2009, lo que le dio la posibilidad de postularse para la reelección indefinidamente.

Chávez sufre reveses electorales y lucha contra problemas de salud

En las elecciones parlamentarias de septiembre de 2010, los partidos de oposición obtuvieron una estrecha mayoría de los votos, obteniendo 5,7 millones de votos contra 5,4 millones para el Partido Socialista Unido de Chávez. Un sistema electoral controlado otorgó a los partidarios de Chávez 98 de los 165 escaños en la Asamblea Nacional, pero ya no tendrá la mayoría de dos tercios requerida para las leyes que afectan los derechos constitucionales y para los nombramientos judiciales.

A principios de junio de 2011, mientras visitaba Cuba, Chávez fue hospitalizado. Los médicos extirparon un tumor canceroso del tamaño de una pelota de béisbol. Después de la cirugía, Chávez permaneció recluido en La Habana mientras sus altos funcionarios negaban las noticias de que tenía cáncer. Sin embargo, el 30 de junio, Chávez apareció en un discurso televisado y confirmó la sospecha de que estaba luchando contra el cáncer. Habló con la nación desde un centro médico en Cuba donde había estado durante tres semanas. No dijo cuándo regresaría, ni nombró un suplente en su ausencia. Los opositores políticos a Chávez argumentaron que era inconstitucional para él gobernar desde un país extranjero.

A principios de 2011, Chávez sufrió una lesión en la rodilla y resfriados severos. Las diversas dolencias lo obligaron a reducir sus apariencias y viajar. Demasiado pronto para saber cómo afectará su batalla contra el cáncer en las elecciones presidenciales de 2012, ya se estaba sintiendo la ausencia de Chávez. En junio de 2011, mientras Chávez recibía atención en un centro médico en Cuba, los médicos de los hospitales de Venezuela se declararon en huelga para exigir una mejor paga, frecuentes apagones provocaron disturbios en las ciudades y en un levantamiento carcelario murieron más de 20 personas.

Chávez había regresado a Venezuela y estaba de vuelta en el trabajo, presidiendo las reuniones del gabinete y dirigiéndose a los soldados en una ceremonia de ascenso el 7 de julio de 2011. Regresó a tiempo para celebrar el 200 aniversario de su independencia de Venezuela y prometió públicamente vencer al cáncer. A fines de julio, regresó a Cuba y completó una segunda fase de tratamiento contra el cáncer. Después del tratamiento, los médicos no detectaron células malignas en su cuerpo.

El 20 de octubre de 2011, Chávez declaró que estaba libre de cáncer. Su anuncio se produjo menos de cinco meses después de que se sometió a una cirugía para extirpar un tumor mientras estaba en Cuba. Hizo el anuncio después de un corto viaje de regreso a Cuba para una cita de seguimiento con los médicos. Chávez, que nunca ha revelado qué tipo de cáncer tenía, se sometió a cuatro tratamientos de quimioterapia. A pesar del anuncio de Chávez, todavía se especulaba sobre cuán enfermo o saludable podría estar.

Jugador de béisbol de las Grandes Ligas secuestrado

El 9 de noviembre de 2011, Wilson Ramos, un receptor de los Nacionales de Washington, fue secuestrado por varios hombres frente a la casa de sus padres, al este de Valencia. Los secuestros han sido un problema para Venezuela en los últimos años, pero esta fue la primera vez que un jugador de Grandes Ligas (MLB) ha sido secuestrado. El país tiene una de las tasas de secuestro más altas del mundo. Se estima que 17.000 personas fueron secuestradas en Venezuela entre julio de 2008 y julio de 2009.

Dos días después de que se llevaran a Ramos, los comandos de la policía venezolana lo rescataron durante un tiroteo. Ocho personas fueron imputadas por el secuestro, entre ellos un hombre de 74 años y una mujer de 60 que suministraron alimentos a los secuestradores desde su casa cercana. Las autoridades aún buscaron a cuatro colombianos que escaparon durante el tiroteo. Sus secuestradores le informaron a Ramos que habían estado observando sus movimientos durante algún tiempo antes del secuestro. Los secuestradores solo exigieron dinero. Ramos, el primer jugador de Grandes Ligas conocido en ser secuestrado en Venezuela, ha llamado la atención sobre un problema en curso en el país. Mientras estuvo desaparecido, se llevaron a cabo vigilias con velas y oraciones públicas en los estadios y fuera de la casa de Ramos. Los medios internacionales también cubrieron el secuestro.

¿El fin de la doctrina Monroe?

En diciembre de 2011, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños se reunió para una cumbre de dos días en Caracas. El grupo, a diferencia de la Organización de Estados Americanos, incluye a Cuba, pero excluye a Estados Unidos y Canadá. En la cumbre, el presidente Daniel Ortega de Nicaragua y el presidente Hugo Chávez de Venezuela pidieron el fin de la Doctrina Monroe.

La Doctrina Monroe es una política de intervención estadounidense en la región, instaurada por el presidente estadounidense James Monroe en 1823. Antes de que comenzara oficialmente la cumbre, Ortega dijo: "Estamos condenando a muerte la Doctrina Monroe".

Chávez gana las elecciones presidenciales de 2012

En febrero de 2012, el presidente Hugo Chávez anunció que el cáncer que le diagnosticaron en 2011 había regresado. El 24 de febrero, Chávez regresó a Cuba para someterse a más operaciones. Luego de la cirugía, desde La Habana, dijo que el tumor extirpado de su región pélvica era maligno y que pronto comenzaría la radioterapia.

También en febrero de 2012, millones de votantes eligieron a Henrique Capriles Radonski para desafiar a Chávez en las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012. Capriles, el gobernador moderado de Miranda, recibió más de 1.8 millones de votos en las primarias de febrero, más del doble de los votos de cualquiera. más en la carrera.

El 9 de julio de 2012, Chávez declaró que estaba "totalmente libre" de cáncer. No reveló qué tipo de cáncer. Más tarde, en julio, participó en la campaña electoral en un esfuerzo por demostrar a los votantes que estaba mejorando. Chávez ha aumentado sus apariciones públicas desde que regresó en mayo de Cuba, donde buscó tratamiento para el cáncer.

A principios de octubre de 2012, a medida que se acercaban las elecciones presidenciales, las encuestas mostraban que la carrera entre Chávez y Radonski estaba demasiado cerrada, lo que mostraba que el gobierno de Chávez era vulnerable como nunca antes lo había sido. Sin embargo, antes de las elecciones, el gobierno implementó un nuevo sistema de votación electrónica. Muchos venezolanos expresaron temor por las boletas electrónicas, temerosos de que se pudiera rastrear su voto en contra del presidente. Votar en contra del presidente podría resultar en la pérdida de un trabajo en el gobierno o de los beneficios de asistencia social. En el referéndum revocatorio de 2004, se hicieron públicos millones de nombres de votantes. Todos los votantes habían firmado una petición para destituir a Chávez de su cargo.

El 7 de octubre de 2012, Hugo Chávez ganó las elecciones presidenciales en Venezuela. Recibió el 54 por ciento de los votos. Su oponente, Henrique Capriles Radonski, recibió el 45 por ciento. Aunque fue el margen de victoria más estrecho, Chávez ganó fácilmente su tercer mandato de seis años como presidente. Sin embargo, Chávez enfrentó nuevos desafíos al comienzo de su tercer mandato, incluida su salud debilitada y una oposición más fuerte y audaz a su gobierno.

Chávez sigue luchando contra el cáncer a finales de 2012

En diciembre de 2012, Chávez informó a la nación por televisión que necesitaba otra operación de cáncer. Antes de la cirugía, nombró a Nicolás Maduro, el vicepresidente, su sucesor en caso de que Chávez no pudiera dirigir su país en el futuro. Según Ernesto Villegas, ministro de Información de Venezuela, la cirugía se realizó en La Habana el 11 de diciembre y duró más de seis horas. Dijo que la recuperación de Chávez de la cirugía fue "progresiva y favorable".

Al día siguiente de la operación de Chávez, el vicepresidente Maduro confirmó que el estado de Chávez era grave y pidió al país que se preparara para "días duros, complejos y difíciles". Chávez comenzaría su próximo mandato de seis años como presidente el 10 de enero de 2013. Si renuncia, se realizarían nuevas elecciones.

El nuevo mandato de Chávez comienza sin él

El 4 de enero de 2013, el vicepresidente Nicolás Maduro dijo en una transmisión de televisión que Chávez podría prestar juramento después del inicio de su mandato de acuerdo con la Constitución de la nación. Chávez todavía estaba en Cuba, luchando contra el cáncer y no podría regresar a tiempo para su toma de posesión.

Mientras tanto, la oposición política se inquietaba porque el misterio que rodeaba a Chávez y su salud eclipsaba problemas urgentes como la escasez de alimentos y el estancamiento de la producción de petróleo. Durante una reunión legislativa a principios de enero, Julio Borges, un miembro de la oposición de la Asamblea Nacional, dijo: "¿Quién gobierna Venezuela?" Finalmente, la noche antes de la toma de posesión de Chávez, la Corte Suprema dictaminó que la toma de posesión podría posponerse y su equipo de asesores podría iniciar la transición al nuevo mandato en su ausencia.

El 15 de febrero de 2013, el gobierno venezolano dio a conocer fotografías del presidente Chávez. Las fotos son las primeras imágenes de Chávez desde su cirugía, que tuvo lugar en Cuba hace más de dos meses. Las cuatro imágenes divulgadas mostraban a Chávez en la cama y sonriendo. Tres de las cuatro fotos mostraban a Chávez sosteniendo una copia de la edición del 14 de febrero de 2013 de Granma, un periódico cubano.

Las fotos fueron una respuesta a la oposición, que exigía pruebas de que Chávez estaba lo suficientemente sano como para continuar como líder de Cuba. Sin embargo, las fotos no fueron suficientes para satisfacer a la oposición. En respuesta a las fotos, el líder opositor Henrique Capriles tuiteó: "Cómo los voceros del gobierno siguen mintiendo al pueblo".

Muere Chávez tras una larga batalla contra el cáncer

El 18 de febrero de 2013, el presidente Chávez regresó a Venezuela después de estar en Cuba durante más de dos meses recuperándose de una cirugía de cáncer. No está claro si el regreso de Chávez fue para enfrentar las sospechas de la oposición y liderar el país mientras continúa su recuperación o si quería estar presente para ayudar en la transición del vicepresidente Nicols Maduro al poder. Chávez anunció su llegada en Twitter, "Hemos regresado a la patria venezolana. ¡Gracias, Dios mío! ¡Gracias, mi amado pueblo! Vamos a continuar el tratamiento aquí".

Después de 14 años al frente de Venezuela, Chávez sucumbió al cáncer el 5 de marzo de 2013. Las elecciones deben realizarse dentro de los 30 días. Maduro se desempeñará como presidente interino y se postulará en las elecciones, probablemente contra Henrique Capriles Radonski, quien perdió ante Chávez en las elecciones de octubre. A lo largo de su presidencia, Chávez, un populista polarizador y rabiosamente antinorteamericano, dividió amargamente al país. Los pobres del país lo amaban, lo veían como su defensor más acérrimo, pero sus oponentes lo veían como anti-negocios y dijeron que albergaba una sed insaciable de poder.

Maduro juró como presidente interino en marzo de 2013. El ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, se desempeñaría como vicepresidente. Arreaza se casó con Rosa, la hija mayor de Hugo Chávez, en 2007.

El 14 de abril de 2013 se llevó a cabo una elección presidencial especial. Nicols Maduro ganó por un estrecho margen. Maduro recibió el 50,8 por ciento de los votos. Henrique Capriles Radonski, quien recientemente perdió ante Chávez en las elecciones de octubre de 2012, estaba muy cerca con el 49 por ciento. Maduro asumió el cargo el 19 de abril de 2013. Mientras tanto, la oposición cuestionó la constitucionalidad de su elección. Al nombrar su gabinete, Maduro mantuvo a Elías Jaua como ministro de Relaciones Exteriores y a Diego Molero como ministro de Defensa. Jaua y Molero desempeñaron los mismos roles con Chávez.

Las protestas se vuelven violentas en 2014

En los meses posteriores a la toma de posesión del presidente Maduro, las protestas por problemas económicos crecientes, como la alta inflación, comenzaron en ciudades de Venezuela. El 12 de febrero de 2014, miles de manifestantes llegaron a Caracas. La protesta comenzó con una marcha pacífica. Sin embargo, un grupo de opositores al gobierno se presentó y pidió una respuesta al arresto de manifestantes en otras partes de Venezuela. La manifestación se tornó violenta. Tres personas murieron después de que varios cientos de manifestantes arrojaran piedras contra edificios gubernamentales y agentes de policía. Sobre la violencia, el presidente Maduro dijo, más tarde en la televisión, "Alerta al mundo: estamos ante un golpe de estado planificado".

Dos días después de la manifestación, los funcionarios del gobierno culparon de las tres muertes al líder opositor Leopoldo López. López, organizador de manifestaciones recientes en toda Venezuela, habló en la protesta. López negó cualquier responsabilidad, pero se entregó a las autoridades. Fue arrestado y llevado a una prisión militar. La semana siguiente, el gobierno de Venezuela dio a tres funcionarios de la embajada estadounidense 48 horas para salir del país. Los tres funcionarios fueron acusados ​​de reclutar estudiantes para participar en las manifestaciones antigubernamentales.

Las manifestaciones continuaron creciendo y extendiéndose en los días posteriores al arresto de López. Durante el resto de febrero de 2014, los manifestantes en varias ciudades se enfrentaron con la policía antidisturbios. Las protestas se hicieron tan intensas en Tchira, un estado occidental cerca de la frontera con Colombia, que el presidente Maduro amenazó con declarar una forma de ley marcial para el área. La Guardia Nacional comenzó a patrullar Caracas con gases lacrimógenos y balas de goma en un intento de ahuyentar a los manifestantes.

Las violentas protestas antigubernamentales continuaron durante todo marzo de 2014. El presidente Maduro invitó a los líderes de las protestas estudiantiles a reunirse con él, prometiendo escucharlos "con respeto y cariño". Sin embargo, al mismo tiempo, Maduro ordenó a los agentes de la policía antidisturbios que usaran gas pimienta, cañones de agua y gas lacrimógeno contra miles de estudiantes manifestantes. El 13 de marzo, tres manifestantes fueron asesinados a tiros durante las manifestaciones en Valencia. Más de 20 personas murieron en manifestaciones entre mediados de febrero. y mediados de marzo de 2014.


Como llegó Venezuela: cronología de la crisis política

(Reuters) - Venezuela se hundió más profundamente en la agitación política esta semana cuando Juan Guaidó, el líder del congreso dirigido por la oposición, se declaró presidente interino, el desafío más audaz al gobierno del líder socialista Nicolás Maduro en años.

A continuación se muestra una cronología sobre cómo ha evolucionado la crisis política de Venezuela desde la muerte del líder socialista Hugo Chávez, en un contexto de colapso económico hiperinflacionario en la nación de la OPEP.

MARZO 2013: El presidente venezolano Hugo Chávez, quien se ganó a los pobres del país con el llamado "socialismo del siglo XXI" durante sus 14 años de gobierno, muere de cáncer a los 58 años. Su sucesor preferido, el vicepresidente Nicolás Maduro, asume el cargo.

ABRIL 2013: En las elecciones presidenciales por un período de seis años, Maduro derrota por estrecho margen al candidato de la oposición Henrique Capriles, quien había perdido ante Chávez por un margen más amplio el año anterior. Capriles y sus aliados dicen que la votación se vio empañada por el fraude y piden a los partidarios que salgan a las calles.

FEBRERO DE 2014: Las fuerzas de seguridad venezolanas arrestan al conocido líder opositor Leopoldo López acusado de fomentar disturbios, luego de una ola de protestas conocida como "La Salida", que buscaba derrocar a Maduro.

DICIEMBRE DE 2015: La coalición opositora Unidad Democrática gana el control del cuerpo legislativo de Venezuela, la Asamblea Nacional, por primera vez en 16 años, impulsada por una ola de descontento popular con una recesión prolongada y una inflación en aumento después del colapso de los precios del petróleo.

MARZO DE 2016: La Corte Suprema de Venezuela, que siempre se ha puesto del lado del gobernante Partido Socialista, anuncia que asumirá las funciones de la Asamblea Nacional. La corte rápidamente retrocede la decisión en medio de protestas internacionales. Pero el evento desencadena meses de protestas contra el gobierno que finalmente dejan más de 100 muertos.

JULIO 2017: Venezuela convoca a referéndum, boicoteado por la oposición, para aprobar la creación de un cuerpo legislativo todopoderoso llamado Asamblea Constituyente. Teóricamente tiene la tarea de reescribir la constitución, pero rápidamente asume funciones legislativas cruciales, lo que lleva a acusaciones de que Maduro está socavando la democracia.

FEBRERO 2018: Las conversaciones de mediación entre el gobierno y la oposición colapsan en medio de un desacuerdo sobre el calendario de las próximas elecciones presidenciales. El gobierno anuncia que la votación se realizará en el primer semestre del año y los principales partidos de la oposición se comprometen a boicotear.

MAYO DE 2018: Maduro navega hacia la reelección de un candidato de la oposición menos conocido en medio de una baja participación y acusaciones de compra de votos por parte del gobierno. La oposición interna, Estados Unidos y el Grupo de Lima de gobiernos latinoamericanos, en su mayoría de derecha, dicen que no reconocen los resultados.

ENERO 2019: Maduro sigue adelante con su toma de posesión por un segundo sexenio, ignorando los consejos de varios gobiernos latinoamericanos. Juan Guaidó, un legislador de la oposición prácticamente desconocido que asumió el liderazgo de la Asamblea Nacional, en gran parte desdentada, días antes, llama a Maduro un "usurpador".

ENERO DE 2019: Guaidó se juramenta como presidente interino en la manifestación más grande de la oposición desde 2017. Es casi instantáneamente reconocido como el presidente legítimo del país por Estados Unidos y muchos de los vecinos de Venezuela.


¿Cómo llegó Venezuela aquí?

Una serie de hitos económicos y políticos marcan el camino de Venezuela como un petrosestado.

Descubriendo el petróleo. En 1922, los geólogos de Royal Dutch Shell en La Rosa, un campo en la cuenca de Maracaibo, encontraron petróleo, que explotó a lo que entonces era una tasa extraordinaria de cien mil barriles por día. En cuestión de años, más de cien empresas extranjeras estaban produciendo petróleo, respaldadas por el dictador general Juan Vicente Gómez (1908-1935). La producción anual se disparó durante la década de 1920, de poco más de un millón de barriles a 137 millones, lo que convirtió a Venezuela en el segundo lugar después de Estados Unidos en producción total en 1929. Para cuando Gómez murió en 1935, la enfermedad holandesa se había asentado: el bolívar venezolano se había disparado. y el petróleo hizo a un lado a otros sectores para representar el 90 por ciento de las exportaciones.

Recuperación de rentas petroleras. En la década de 1930, solo tres empresas extranjeras, Royal Dutch Shell, Gulf y Standard Oil, controlaban el 98 por ciento del mercado petrolero venezolano. Los sucesores de Gómez buscaron reformar el sector petrolero para canalizar fondos hacia las arcas del gobierno. La Ley de Hidrocarburos de 1943 fue el primer paso en esa dirección, requiriendo que las empresas extranjeras entregaran la mitad de sus ganancias petroleras al estado. En cinco años, los ingresos del gobierno se habían multiplicado por seis.

Pacto Punto Fijo. En 1958, luego de una sucesión de dictaduras militares, Venezuela eligió su primer gobierno democrático estable. Ese año, los tres principales partidos políticos de Venezuela firmaron el pacto de Punto Fijo, que garantizaba que los empleos estatales y, en particular, las rentas del petróleo se repartieran entre los tres partidos en proporción a los resultados de las votaciones. Si bien el pacto buscaba protegerse contra la dictadura y marcar el comienzo de la estabilidad democrática, aseguró que las ganancias petroleras se concentrarían en el estado.

OPEP. Venezuela se unió a Irán, Irak, Kuwait y Arabia Saudita como miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en 1960. A través del cartel, que luego incluiría a Qatar, Indonesia, Libia, los Emiratos Árabes Unidos, Argelia, Nigeria, Ecuador, Gabón, Angola, Guinea Ecuatorial y la República del Congo, los mayores productores del mundo, coordinaron los precios y dieron a los estados más control sobre sus industrias nacionales. Ese mismo año, Venezuela estableció su primera compañía petrolera estatal y aumentó el impuesto sobre la renta de las compañías petroleras al 65 por ciento de las ganancias.


Venezuela, una vez gigante petrolera, llega al final de una era

Las reservas de petróleo de Venezuela, las más grandes del mundo, transformaron el país y el mercado energético mundial. Ahora su sector petrolero está paralizado. ¿Se recuperará alguna vez?

Niños jugando en muelles de pesca abandonados empapados en petróleo crudo en Cabimas, Venezuela, en septiembre. Crédito.

Por Sheyla Urdaneta, Anatoly Kurmanaev e Isayen Herrera

Fotografías de Adriana Loureiro Fernandez

CABIMAS, Venezuela - Por primera vez en un siglo, no hay plataformas en busca de petróleo en Venezuela.

Los pozos que alguna vez explotaron las mayores reservas de crudo del mundo se abandonan o se dejan quemar gases tóxicos que arrojan un resplandor anaranjado sobre las ciudades petroleras deprimidas.

Las refinerías que alguna vez procesaron petróleo para la exportación son cascos oxidados, goteando crudo que ennegrece las costas y recubre el agua con un brillo aceitoso.

La escasez de combustible ha paralizado al país. En las estaciones de servicio, las líneas se extienden por millas.

El colosal sector petrolero de Venezuela, que dio forma al país y al mercado energético internacional durante un siglo, casi se ha detenido, con la producción reducida a un goteo por años de grave mala gestión y sanciones estadounidenses. El colapso está dejando una economía destruida y un medio ambiente devastado y, dicen muchos analistas, está poniendo fin a la era de Venezuela como potencia energética.

"Los días de Venezuela como un petrosestado se han ido", dijo Risa Grais-Targow, analista de Eurasia Group, una consultora de riesgo político.

Se espera que el país que hace una década era el mayor productor de América Latina, ganando alrededor de $ 90 mil millones al año de las exportaciones de petróleo, obtenga alrededor de $ 2,3 mil millones para fines de este año, menos que la cantidad total que los migrantes venezolanos que huyeron de la devastación económica del país. enviarán de regreso a casa para mantener a sus familias, según Pilar Navarro, una economista con sede en Caracas.

La producción es la más baja en casi un siglo después de que las sanciones obligaron a la mayoría de las compañías petroleras a dejar de perforar o comprar petróleo venezolano, e incluso ese goteo podría agotarse pronto, advierten los analistas.

“Sin perforación, sin empresas de servicios y sin dinero, es muy difícil mantener incluso los niveles actuales de producción”, dijo David Voght, director de IPD Latin America, una consultora petrolera. "Si la situación política en el país no cambia, podrías ir a cero".

El declive ha disminuido más allá del reconocimiento en un país que hace apenas una década rivalizaba con Estados Unidos en cuanto a influencia regional. También está desentrañando una cultura nacional definida por el petróleo, una fuente de efectivo que alguna vez pareció interminable; financió obras públicas monumentales y sobornos generalizados, becas generosas y llamativos viajes de compras a Miami.

La paralizante escasez de gasolina ha provocado un estallido de decenas de protestas diarias en la mayoría de los estados venezolanos en las últimas semanas.

En la capital, Caracas, los envíos periódicos de combustible desde Irán, pagados con las reservas de oro restantes del país, proporcionan una apariencia de normalidad durante unas pocas semanas a la vez. Pero en el campo, los residentes han desafiado el bloqueo de la pandemia para bloquear carreteras y enfrentarse a la policía en medio de sus desesperadas demandas por el mínimo de combustible que necesitan para sobrevivir.

En todas las ciudades petroleras de Venezuela, el pegajoso crudo negro que alguna vez proporcionó empleos y movilidad social está envenenando los medios de vida de los residentes.

En Cabimas, una ciudad a orillas del lago de Maracaibo que alguna vez fue el centro de producción de los prolíficos campos petrolíferos de la región, el crudo que se filtra de los pozos y oleoductos submarinos abandonados cubre los cangrejos que ex trabajadores petroleros extraen del lago con las manos ennegrecidas.

Cuando llueve, el aceite que se ha filtrado en el sistema de alcantarillado sube por alcantarillas y desagües, corriendo con el agua de lluvia por las calles, manchando las casas y llenando el pueblo con su hedor gaseoso.

La desolación de Cabimas marca una rápida caída para un pueblo que hace apenas una década era uno de los más ricos de Venezuela.

Durante los años de auge, PDVSA, la compañía petrolera estatal, colmó de beneficios a los residentes de pueblos petroleros como Cabimas, como comida gratis, campamentos de verano y juguetes navideños. Construyó hospitales y escuelas.

Ahora, las decenas de miles de trabajadores de la empresa en quiebra se han visto reducidos a desmantelar las instalaciones petroleras en busca de chatarra y vender sus monos distintivos, estampados con el logotipo de la empresa, para llegar a fin de mes.

“Solíamos ser reyes porque vivíamos en las costas de PDVSA”, dijo Alexander Rodríguez, un pescador de Cabimas, cuyos dos motores de bote se han disparado por un derrame de petróleo. "Ahora estamos malditos".

El club social de PDVSA, donde los lugareños solían reunirse para beber whisky, jugar al tenis y ver películas, está en ruinas y, como tantas otras cosas en la ciudad, manchado de aceitosos residuos negros.

“No hay trabajo, no hay gasolina, pero el petróleo se derrama por todas partes”, dijo Francisco Barrios, panadero.

El fin del papel central del petróleo en la economía de Venezuela es un revés traumático para una nación que de muchas maneras definió un petrosestado.

Después de que se extrajeron importantes reservas cerca del lago de Maracaibo en 1914, los trabajadores petroleros de los Estados Unidos llegaron al país. Ayudaron a construir muchas ciudades venezolanas e inculcaron en el país el amor por el béisbol, el whisky y los grandes autos que consumen mucha gasolina, diferenciándolo para siempre de sus vecinos sudamericanos.

Como fuerza impulsora en la fundación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo en 1960, Venezuela ayudó a las naciones árabes a tomar el control de su riqueza petrolera, dando forma al mercado energético global y al orden geopolítico en las próximas décadas.

Incluso en esos días embriagadores, el prominente ministro de Petróleo de Venezuela, Juan Pablo Pérez Alfonzo, advirtió que había peligros para la riqueza petrolera repentina: podría conducir a un endeudamiento excesivo y la destrucción de industrias tradicionales.

"Es el excremento del diablo", declaró el famoso Sr. Pérez Alfonzo. "Nos estamos ahogando en los excrementos del diablo".

En los años siguientes, a pesar de los abundantes ingresos petroleros, Venezuela enfrentó una montaña rusa de deuda recurrente y crisis financieras. La riqueza tampoco hizo nada para disminuir la corrupción o la desigualdad, y cuando un ex paracaidista, Hugo Chávez, apareció en el escenario nacional en la década de 1990 prometiendo una revolución que pondría el petróleo de Venezuela a trabajar para su mayoría pobre, cautivó a la nación.

Poco después de ser elegido presidente en 1998, Chávez se apoderó de la respetada compañía petrolera estatal del país para su programa de desarrollo radical. Despidió a casi 20.000 profesionales del petróleo, nacionalizó los activos petroleros de propiedad extranjera y permitió que los aliados saquearan los ingresos del petróleo.


9 hechos alucinantes sobre la economía de Venezuela

  • Venezuela atraviesa una de las peores crisis políticas y económicas de la historia moderna.
  • Una vez que una democracia estable y una potencia económica, Venezuela ahora está al borde del colapso y el país es efectivamente insolvente.
  • Siga leyendo para conocer nueve hechos difíciles de creer sobre la economía de Venezuela en la actualidad.
  • Visite la página de inicio de Markets Insider para ver más historias

La nación de Venezuela se encuentra en estado de crisis.

En los últimos años, la corrupción y las políticas gubernamentales fallidas han llevado al colapso de la economía venezolana, provocando que la infraestructura se derrumbe y dejando a millones de venezolanos en la pobreza.

Las dificultades que enfrentan los residentes incluyen apagones catastróficos en todo el país, hiperinflación, escasez de alimentos y enfermedades. El New York Times calificó recientemente la crisis como la peor que el mundo haya visto fuera de la guerra. Más de 3 millones de venezolanos han huido del país desde que comenzó la crisis, muchos de ellos caminando.

Nicolás Maduro sigue siendo presidente del país, aunque varias naciones, incluido Estados Unidos, ahora reconocen al líder opositor Juan Guaidó como el jefe de estado legítimo.

Mientras tanto, la producción y exportación de bienes se ha reducido drásticamente, dejando a una economía que alguna vez fue la más fuerte de América Latina en una situación desesperada.

Compilamos nueve hechos difíciles de creer sobre la economía de Venezuela que ilustran los efectos devastadores de la crisis de la nación:

La inflación en Venezuela podría llegar al 10 millones por ciento este año

De acuerdo a Euro News, Los expertos del FMI estiman que la inflación en Venezuela alcanzará el 10 millones por ciento en 2019. Eso significa que un producto que en un momento costó el equivalente a un dólar ahora costará el equivalente a $ 10 millones. En las circunstancias actuales, los salarios mensuales de muchos venezolanos no pueden cubrir el costo de un galón de leche.

Venezuela tiene las mayores reservas probadas de petróleo del mundo, pero su producción actual es 2,3 veces menor que en la década de 1970.

Reuters / Carlos García Rawlins

Venezuela puede tener más petróleo conocido que cualquier otra nación, pero produce relativamente poco petróleo en estos días. De un máximo de 3,5 millones de barriles por día en la década de 1970, el país produce solo alrededor de 1,5 millones de barriles por día en la actualidad, según Forbes. La caída en la producción se puede atribuir en gran parte al mal manejo de la industria luego de las adquisiciones estatales bajo los expresidentes Hugo Chávez y Maduro.

Venezuela solía ser el país más rico de América del Sur.

Durante la mayor parte de las décadas posteriores a la adopción de un gobierno democrático en Venezuela en 1958 hasta la década de 1980, el país fue la nación más rica de América del Sur, según The World del PRI. El colapso de los precios del petróleo en la década de 1980 y las políticas económicas fallidas pusieron fin a su primacía financiera en la región.

El presidente Maduro ordenó 26 aumentos del salario mínimo en sus seis años en el cargo, incluido un aumento del 300% a principios de este año.

En lo que ha sido en gran medida un esfuerzo inútil para mantener a los ciudadanos fuera de la pobreza extrema, Maduro decreta rutinariamente un aumento en el salario mínimo del país. En enero de 2019, informa Merco Press, ordenó elevar los salarios de 4.500 a 18.000 bolívares soberanos mensuales, un aumento del 300%.

En 2018, expertos estiman que en Venezuela, un rollo de papel higiénico costaba 2,6 millones de bolívares venezolanos

Los expertos estimaron que un rollo de papel higiénico les costó a los venezolanos 2,6 millones de bolívares en 2018.

Como referencia, en términos de dólares estadounidenses, ese rollo de papel higiénico de 2,6 millones de bolívares habría costado 40 centavos. Y en el momento de la evaluación, a mediados de 2018, la inflación en Venezuela rondaba el 1 millón por ciento, según NBC News.

El PIB de Venezuela en 2018 fue menor que el de Connecticut

Según World Economics Ltd., el producto interno bruto de Venezuela en 2018 fue de aproximadamente $ 276 mil millones. Ese mismo año, el PIB del estado de Connecticut fue de aproximadamente $ 279,7 mil millones.

La tasa de desempleo estimada de Venezuela se sitúa en un asombroso 44%

Bloomberg informa que los expertos estiman que el desempleo venezolano superará el 44% este año y probablemente alcanzará la marca del 50% el próximo año. Sin embargo, el estado no ha publicado una cifra oficial de desempleo desde 2016, cuando afirmó una tasa de desempleo del 7,3%, según Reuters.

La producción comercial de Venezuela puede contraerse en un 25% este año, el peor desempeño visto en cualquier país desde la guerra civil de Libia.

La producción, la agricultura y las exportaciones en Venezuela están tan bloqueadas que la producción del país puede caer una cuarta parte solo este año. Ese es el peor desempeño de cualquier economía desde que Libia cayó en la guerra civil en 2014, y la peor contracción jamás experimentada por cualquier país que no esté en guerra, según los cálculos del FMI.

A partir de 2017, la producción de petróleo representó alrededor del 95% de los ingresos de exportación de Venezuela.

Según el Factbook de la CIA, en los últimos años el petróleo ha representado casi la totalidad de las exportaciones de Venezuela y es responsable de aproximadamente la mitad de los ingresos anuales del gobierno venezolano.

VER TAMBIÉN:

KCNA / Reuters 9 hechos alucinantes sobre la economía de Corea del Norte

Gobierno democrático

1958 - El almirante Wolfgang Larrazabal destituye a Marcos Pérez Jiménez El izquierdista Rómulo Betancourt del Partido Acción Democrática (AD) gana las elecciones presidenciales.

1973 - Venezuela se beneficia del boom petrolero y sus picos cambiarios frente a las industrias petrolera y siderúrgica en dólares estadounidenses nacionalizadas.

1989 - Carlos Andrés Pérez (AD) elegido presidente en medio de depresión económica, lanza programa de austeridad con préstamo del FMI. Siguen disturbios, ley marcial y huelga general, con cientos de muertos en violencia callejera.

1992 - El coronel Hugo Chávez y simpatizantes hacen dos intentos de golpe. Unas 120 personas asesinadas en la represión de los golpes de Estado, el coronel Chávez encarcelado durante dos años antes de ser indultado.

1993-95 - Presidente Pérez acusado de corrupción.


Noticias de Venezuela - Historia

Nota del editor:

Boom y explota. Ese ciclo económico ha sucedido repetidamente en lugares que dependen de un recurso natural, como Venezuela y el petróleo. La historia detrás de la crisis económica y de derechos humanos más dramática de las Américas.

En la década de 1970, Venezuela tenía la tasa de crecimiento más alta y la desigualdad más baja de América Latina. Gracias a una bonanza petrolera, el gobierno pudo gastar más dinero (en términos absolutos) de 1974 a 1979 que en toda su historia independiente. De hecho, durante este tiempo, este Gran Venezuela tenía el PIB per cápita más alto de la región.

El consumo de whisky escocés era el más alto del mundo, la clase media conducía Cadillacs y Buicks, y la clase alta, que gastaba libremente, se iba de compras a Miami, donde se les conocía como “dame dos”(“ Dame dos ”). Políticamente, el país era una de las tres únicas democracias de América Latina en 1977, junto con Costa Rica y Colombia.

Pero Venezuela ahora está profundamente sumida en crisis políticas, económicas y humanitarias.

La economía de la nación se contrajo aproximadamente un 18,6 por ciento en 2016, y se espera que se reduzca entre un 4,3 y un 6 por ciento más en 2017. La tasa de inflación de 2016 se estimó en 290 a 800 por ciento, y en diciembre de 2016 el país se convirtió en el séptimo en la historia de América Latina. experimentar hiperinflación. A pesar de los mejores esfuerzos del gobierno para continuar con los pagos, también parece probable que en 2017 se produzca un impago de la deuda paralizante.

Los costos humanos de la crisis han sido nefastos, con escasez de alimentos y medicamentos, aumento de la mortalidad infantil y una de las tasas de delitos violentos más altas del mundo.

Colas masivas para productos escasos como papel higiénico, leche, aceite de cocina, mantequilla y harina de maíz (para los omnipresentes arepas) han dado lugar a luchadores de fila profesionales a los que se les paga para que esperen en nombre de otros, aplicaciones digitales para ayudar a los ciudadanos a encontrar artículos escasos e historias como mujeres dando a luz en fila u observadores plácidos que se mantienen en su lugar mientras presencian un asesinato.

Tres cuartas partes de los venezolanos han perdido alrededor de 19 libras de peso corporal en el último año en lo que la gente llama "la dieta Maduro", una referencia mordaz al actual presidente Nicolás Maduro.

La salud pública es igualmente mala. A medida que los hospitales se quedaron sin antibióticos importados, suministros quirúrgicos y repuestos para equipos médicos, la mortalidad infantil aumentó un 30 por ciento, la mortalidad materna un 65 por ciento y la malaria un 76 por ciento en 2016. La difteria, que alguna vez se pensó erradicada, ha regresado.

Según algunas estimaciones, 2,5 millones de personas han abandonado el país desde 1999 y Venezuela ahora lidera las solicitudes de asilo de Estados Unidos. A la par con estos devastadores acontecimientos, el país se ha deslizado de un régimen híbrido —un tipo de sistema político que combina rasgos democráticos con autocráticos— hacia un autoritarismo puro. El gobierno pospuso las elecciones regionales y suspendió un referéndum revocatorio presidencial impulsado por la oposición contra Maduro en octubre de 2016.

Desde entonces, Maduro ha intentado disolver la Asamblea Nacional, provocando el oprobio internacional, manifestaciones masivas y la condena de miembros de su propio partido. Algunos analistas temen que el país esté al borde de una guerra civil.

El papel higiénico es una de las necesidades básicas de las que Venezuela ha tenido escasez en los últimos años. Este letrero de 2014 limita a los clientes a solo tres paquetes de papel higiénico por persona (izquierda). La tasa de homicidios en Venezuela de 1998 a 2016 según tres agencias diferentes (derecha).

¿Cuáles son las raíces de esta extraordinaria decadencia económica y democrática?

Para empezar, Venezuela sufre la maldición de los recursos, donde en lugar de ayudar al desarrollo, la amplia riqueza mineral del país en realidad socavó el desarrollo económico y social constructivo. Y aunque la democracia de la IV República del país (1958-1998) fue duradera, su calidad no fue alta: el sistema de partidos fue restrictivo y poco representativo de muchos sectores de la sociedad, y finalmente sufrió una crisis de legitimidad.

Insatisfechos con la situación económica y un establishment político desacreditado, los votantes optaron por las promesas del populista Hugo Chávez en 1998.

Chávez logró cambiar radicalmente la política y la economía del país sin resolver ninguno de los problemas políticos o económicos subyacentes. En cambio, su gasto libre, su actitud ambivalente hacia la democracia liberal y la asombrosa mala gestión económica tanto de él como del irresponsable Maduro llevaron al país a la crisis actual.

El presidente Hugo Chávez saluda a sus seguidores antes de su elección como presidente en 1998 (izquierda). El presidente Nicolás Maduro, el sucesor elegido por Chávez, vistiendo la banda presidencial en 2015 (derecha).

La dependencia del petróleo y la maldición de los recursos

El diplomático venezolano Juan Pablo Pérez Alfonzo, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), predijo que la dependencia de Venezuela del petróleo la dejaría en la indigencia. En medio del boom petrolero de la década de 1970, profetizó: “Dentro de diez años, dentro de veinte años, verán que el petróleo nos traerá la ruina. Es el excremento del diablo ".

La declaración demostró ser profética.

A diferencia de algunos de sus vecinos, que durante mucho tiempo dependieron de la exportación de un solo producto básico pero que desde entonces se han diversificado, Venezuela es un estado rentista que depende totalmente de la extracción y exportación de petróleo y sus derivados. El sector petrolero es la mayor fuente de divisas del país, el mayor contribuyente al sector fiscal y la principal actividad económica. En 2016, los ingresos por exportaciones de petróleo representaron más del 50 por ciento del PIB del país y aproximadamente el 96 por ciento de las exportaciones totales.

Un gráfico que muestra el petróleo como porcentaje de los ingresos por exportaciones en Venezuela de 1998 a 2013 (gráfico creado por el autor a partir de información del Banco Central de Venezuela).

Este nivel de dependencia provoca una "paradoja de la abundancia" o "maldición de los recursos", en la que un país con grandes recursos naturales tiene, sin embargo, dificultades para desarrollarse. También conduce a la corrupción, ya que un número limitado de personas genera riqueza y el gobierno juega un papel central en su distribución. En lugares con instituciones representativas débiles, los auges petroleros, que crean la ilusión de prosperidad y desarrollo, pueden en realidad desestabilizar los regímenes al reforzar los intereses basados ​​en el petróleo y debilitar aún más la capacidad estatal.

Todo esto ha sucedido en Venezuela, donde la dependencia del petróleo ha contribuido a al menos tres problemas recurrentes. Primero, es difícil para los estados dependientes invertir las rentas del petróleo en el desarrollo de un sector productivo nacional fuerte.

Los ingresos abundantes de la extracción de recursos naturales desalientan la inversión a largo plazo en infraestructura que respaldaría una economía más diversa. Los líderes venezolanos han reconocido este desafío desde hace mucho tiempo. En un famoso artículo de opinión de 1936, el escritor e intelectual Arturo Uslar Pietri instó a sus compatriotas a “sembrar el petróleo"(Plantar el aceite) utilizando las rentas del petróleo para aumentar la capacidad productiva del país, modernizar y educar.

El intelectual venezolano Arturo Uslar Pietri instó a sus conciudadanos a utilizar las ganancias del petróleo para desarrollar el país y su gente (izquierda). Un gráfico de la producción (gris), el consumo (línea negra) y la exportación (verde) de petróleo de Venezuela de 1965 a 2015 (derecha).

Los líderes no han podido seguir su consejo. En cambio, los mini auges en los precios del petróleo invierten consistentemente el crecimiento en el sector no petrolero de Venezuela, que ve un crecimiento promedio del 3.3 por ciento en los años previos al auge que se convierte en -2.8 por ciento en los años posteriores al auge.

El resultado es una dependencia continua de los ingresos petroleros a expensas de otras industrias y una concentración del riesgo en un producto volátil. Como muestra el gráfico anterior, la dependencia del petróleo ha crecido desde 1998, ya que el porcentaje de los ingresos por exportaciones derivados del petróleo aumentó de menos del 70 por ciento a más del 95 por ciento en 2012, y un 96 por ciento en 2016.

En segundo lugar, en tiempos de bonanza, las rentas del petróleo también pueden provocar una dependencia creciente de las importaciones extranjeras a expensas de la industria nacional.

Esto se debe al hecho de que los nuevos descubrimientos o el rápido aumento de los precios del petróleo traen consigo una fuerte entrada de divisas. Un aumento de las reservas de divisas conduce a una apreciación del valor de la moneda, lo que perjudica la competitividad de los demás productos en el mercado de exportación y aumenta la dependencia de las importaciones extranjeras, que son más baratas. Cuando fluye el dinero del petróleo, aumentan las importaciones.

Sin embargo, cuando los precios del crudo bajan y los petrodólares caen, como lo han hecho ahora, se vuelve más difícil para el gobierno importar bienes, como lo demuestra la escasez en la década de 1980 y nuevamente desde 2012. Para agravar las cosas en este momento, el gobierno de Venezuela lo ha convertido en una prioridad. pagar sus obligaciones de deuda soberana en lugar de importar más bienes.

Una tercera consecuencia de la maldición de los recursos es la corrupción endémica. Los países que dependen en gran medida de las rentas externas, como las exportaciones de recursos naturales, pueden embarcarse en grandes programas de gasto público sin tener que desarrollar un sistema fiscal para gravar a sus poblaciones. Como resultado, los ciudadanos han reducido los incentivos para que el gobierno rinda cuentas.

Además, siempre que los agentes públicos tienen poder de monopolio y discreción sobre la distribución de derechos valiosos, aumentan los incentivos para la corrupción. Este ha sido el caso durante mucho tiempo en Venezuela, que ha sufrido la corrupción del sector público que se remonta al menos a la democratización en 1958. A medida que los precios del petróleo se dispararon a fines de la década de 2000, los controles horizontales sobre el poder ejecutivo y la supervisión de la compañía petrolera estatal, Petróleos de Venezuela, SA (PDVSA) disminuyó. Hoy, la corrupción ha alcanzado niveles sin precedentes.

Esto se refleja en la evolución del Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional en Venezuela. El país se ubicó constantemente en el 10% superior de los países más corruptos del mundo a partir de la primera encuesta en 1995. Sin embargo, la probidad ha caído aún más desde mediados de la década de 2000, lo que refleja una menor confianza en cualquier medida de rectitud del gobierno tanto bajo Hugo Chávez como con Nicolás Maduro. .

El ejército, la democratización y la "partidoarquía"

Factores políticos como la tradición de gobierno militar, la democratización tardía y la débil representación democrática también han contribuido en gran medida a la crisis actual.

Simón Bolívar, conocido en El Libertador, fue una figura militar y política que jugó un papel de liderazgo en traer la independencia de España a Venezuela, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Panamá (izquierda). Un desfile militar de 2014 para conmemorar la muerte del presidente Hugo Chávez en 2013 (derecha).

El héroe de la independencia Simón Bolívar supuestamente dijo que "Ecuador es un convento, Colombia una universidad y Venezuela un cuartel militar". De hecho, las fuerzas armadas venezolanas han sido actores clave en la política y la construcción del Estado venezolanas. Hasta la dictadura militar de Julián Castro en 1858, todos los líderes posteriores a la independencia eran ex militares que representaban a los partidos Liberal y Conservador.

La alternancia entre oficiales en activo y retirados en el poder político terminó definitivamente con la Revolución Liberal Restauradora de 1899. Desde ese momento hasta 1945, una sucesión de oficiales militares gobernó el país bajo la dictadura: Cipriano Castro (1899-1908) Juan Vicente Gómez (1908-1935) ) Eleazar López Contreras (1935-1941) e Isaías Medina Angarita (1941-1945).

El presidente Cipriano Castro gobernó Venezuela desde 1899 hasta 1908 después de tomar el poder con su ejército personal (izquierda). El presidente Juan Vicente Gómez tomó el poder de su predecesor y gobernó desde 1908 hasta su muerte en 1935 (segundo desde la izquierda). El presidente Eleazar López Contreras se desempeñó como ministro de Guerra de su predecesor antes de gobernar Venezuela de 1935 a 1941 (tercero desde la izquierda). El presidente Isaías Medina Angarita también se desempeñó como ministro de Guerra de su predecesor y gobernó Venezuela desde 1941 hasta 1945 (derecha).

El país intentó la democracia electoral durante la trienio adeco (1945-1948), pero a esto le siguió rápidamente la dictadura represiva de Marcos Pérez Jiménez. En ausencia de un conflicto interestatal, las fuerzas armadas se vieron a sí mismas como la institución clave que fomenta el desarrollo y la modernización internos.

La participación militar en la política significó que la democracia llegó tarde. De hecho, la democracia estable no se produjo hasta 1958, cuando representantes de los tres principales partidos políticos de Venezuela, el socialdemócrata Acción Democrática (AD), socialcristiana COPEI y Unión Republicana Democrática (URD) ​​- firmó un acuerdo formal conocido como el Pacto de Punto Fijo.

El presidente Rómulo Betancourt, el “padre de la democracia venezolana”, votando en 1946 (izquierda). El presidente Marcos Pérez Jiménez, quien gobernó como dictador militar de 1952 a 1958, recibió un elogio del embajador de Estados Unidos, Fletcher Warren, en 1954 (derecha).

El pacto tenía como objetivo preservar la democracia a través de elecciones, el gabinete y el poder burocrático compartido, y un programa básico de gobierno. Aunque el acuerdo permitió que la democracia venezolana sobreviviera a la tumultuosa década de 1960 y a la amenaza de la guerrilla de izquierda, así como a los intentos de desestabilización del dictador de derecha de la República Dominicana, Rafael Leónidas Trujillo, también ayudó a vincular el sistema político de Venezuela a la competencia exclusiva entre dos partidos, AD y COPEI, luego de que la URD perdiera el poder en los años sesenta.

Este dominio bipartidista creó lo que Michael Coppedge denominó "partidoarquía": gobierno del pueblo, por los partidos, para los partidos. En él, AD y COPEI ejercían un “tipo patológico de control político” sobre la vida política, económica y social que garantizaba la estabilidad a expensas de la representación.

Las partes se basaron en un sistema de concertación, en el que se consultarían entre sí o con intereses comerciales y militares para buscar consenso sobre las principales políticas. También utilizaron el patrocinio para cooperar con las organizaciones de la sociedad civil y otros medios de limitar los canales de representación, como los grupos de interés, los medios de comunicación y los tribunales.

De izquierda a derecha, Rafael Caldera, Jóvito Villalba y Rómulo Betancourt en la firma del Pacto de Punto Fijo en 1958 (izquierda). El logo del Partido Socialdemócrata, Acción Democrática, (AD) (arriba). Miembros del Partido Social Cristiano, COPEI, marchando por un candidato a la alcaldía alrededor de 2010 en el color verde característico del partido (abajo).

Estas limitaciones dañaron el sistema y, a medida que los precios del petróleo cayeron y los recursos para el clientelismo se agotaron en la década de 1980, el apoyo público a los partidos y al sistema democrático de la Cuarta República disminuyó.

Los logros de Venezuela en las décadas de 1960 y 1970 parecen menos impresionantes a través de los prismas de la dependencia del petróleo y la rigidez democrática. Si bien el PIB per cápita, el gasto social y la calidad de vida aumentaron, y mientras el país evitó los colapsos democráticos de Chile, Uruguay, Argentina y otros, sus ganancias fueron en última instancia insostenibles.

Estas debilidades políticas y económicas fundamentales también crearon las condiciones para las crisis de los años ochenta y noventa y allanaron el camino para el encanto del populismo y la participación explícita de las fuerzas armadas en la política en los años 2000.

Crisis económica y el desmoronamiento de la partidoarquía

El zapato económico fue el primero en caer, ya que los precios del petróleo colapsaron a principios de la década de 1980. La elevada deuda pública, el agotamiento de los préstamos internacionales y una moneda sobrevaluada provocaron una fuga masiva de capitales en 1982 y principios de 1983.

El 18 de febrero de 1983 o viernes negro como se le conoce en Venezuela, el gobierno estableció controles cambiarios —algo que Chávez haría 20 años después— para detener esta fuga y detener la inflación. El poder adquisitivo se redujo en casi un 75 por ciento de la noche a la mañana.

La partidoarquía también comenzó a desmoronarse.

Golpeado por los bajos precios del petróleo y el aumento de las tasas de interés de su deuda internacional, el gobierno venezolano luchó por financiarse. El presidente Carlos Andrés Pérez intentó una solución a través de un paquete de reformas económicas neoliberales en febrero de 1989, pero solo agravaron aún más la situación económica de la clase trabajadora, lo que provocó una ola de protestas, disturbios y saqueos el 27 de febrero que dejó a cientos de civiles. muerto.

A su paso, el Movimiento Revolucionario Bolivariano 200 (MBR-200), un grupo de izquierda radical liderado por el Teniente Coronel del Ejército Hugo Chávez Frías, aceleró su planificación para un golpe de Estado. Este intento de golpe de febrero de 1992 fue infructuoso, al igual que un segundo intento de la Fuerza Aérea en noviembre de ese año, pero marcó el comienzo del fin de la democracia de Punto Fijo.

Una profunda crisis institucional siguió durante la década de 1990 con el juicio político de Pérez en 1993 y una importante crisis financiera y económica durante el gobierno de Rafael Caldera (1994-1999) que coincidió con los precios internacionales del crudo más bajos en décadas.


Ver el vídeo: ΔΙΚΤΑΤΟΡΙΑ Η Νέα Δημοκρατία Μας Κάνει Βενεζουέλα (Agosto 2022).