Interesante

¿Quién inventó Internet?

¿Quién inventó Internet?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Como cabría esperar de una tecnología tan amplia y en constante cambio, es imposible atribuir la invención de Internet a una sola persona. Internet fue el trabajo de decenas de científicos, programadores e ingenieros pioneros, cada uno de los cuales desarrolló nuevas características y tecnologías que eventualmente se fusionaron para convertirse en la "superautopista de la información" que conocemos hoy.

Mucho antes de que existiera la tecnología para construir Internet, muchos científicos ya habían anticipado la existencia de redes mundiales de información. Nikola Tesla jugó con la idea de un "sistema inalámbrico mundial" a principios de la década de 1900, y pensadores visionarios como Paul Otlet y Vannevar Bush concibieron sistemas de almacenamiento de libros y medios mecanizados y con capacidad de búsqueda en las décadas de 1930 y 1940.

Sin embargo, los primeros esquemas prácticos para Internet no llegarían hasta principios de la década de 1960, cuando J.C.R. Licklider popularizó la idea de una "red intergaláctica" de computadoras. Poco después, los científicos informáticos desarrollaron el concepto de "conmutación de paquetes", un método para transmitir datos electrónicos de forma eficaz que luego se convertiría en uno de los principales componentes básicos de Internet.

El primer prototipo viable de Internet llegó a fines de la década de 1960 con la creación de ARPANET, o la Red de Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada. Originalmente financiado por el Departamento de Defensa de EE. UU., ARPANET utilizaba la conmutación de paquetes para permitir que varias computadoras se comunicaran en una sola red.

El 29 de octubre de 1969, ARPAnet entregó su primer mensaje: una comunicación "nodo a nodo" de una computadora a otra. (La primera computadora estaba ubicada en un laboratorio de investigación en UCLA y la segunda en Stanford; cada una era del tamaño de una casa pequeña). El mensaje, "LOGIN", era breve y simple, pero de todos modos colapsó la incipiente red ARPA. : La computadora de Stanford solo recibió las dos primeras letras de la nota.

La tecnología continuó creciendo en la década de 1970 después de que los científicos Robert Kahn y Vinton Cerf desarrollaran el Protocolo de control de transmisión y el Protocolo de Internet, o TCP / IP, un modelo de comunicaciones que establece estándares sobre cómo se pueden transmitir los datos entre múltiples redes.

ARPANET adoptó TCP / IP el 1 de enero de 1983 y, a partir de ahí, los investigadores comenzaron a ensamblar la “red de redes” que se convirtió en la Internet moderna. El mundo en línea tomó una forma más reconocible en 1990, cuando el científico informático Tim Berners-Lee inventó la World Wide Web. Si bien a menudo se confunde con Internet en sí, la Web es en realidad el medio más común de acceder a datos en línea en forma de sitios web e hipervínculos.

La web ayudó a popularizar Internet entre el público y sirvió como un paso crucial en el desarrollo del vasto tesoro de información a la que la mayoría de nosotros accedemos a diario.


La historia de Internet

Antes de que existiera la Internet pública, existía el precursor de Internet ARPAnet o Redes de Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada. ARPAnet fue financiado por el ejército de los Estados Unidos después de la guerra fría con el objetivo de tener un centro de mando y control militar que pudiera resistir un ataque nuclear. El objetivo era distribuir información entre computadoras dispersas geográficamente. ARPAnet creó el estándar de comunicaciones TCP / IP, que define la transferencia de datos en Internet en la actualidad. ARPAnet se inauguró en 1969 y fue rápidamente usurpado por nerds informáticos civiles que ahora habían encontrado una manera de compartir las pocas computadoras geniales que existían en ese momento.


Historia de Internet e Innovación

¿Quién inventó Internet? Internet no lo inventa una sola persona. En la historia de Internet, hay tantos científicos, ingenieros, programadores y desarrolladores detrás de la invención en la historia de Internet. Pero nuestra historia pasada dice que Leonard kleinrock publicó el primer artículo en 1961.

El título del artículo de investigación era "Flujo de información en grandes redes de comunicación”. Fue el primer tipo que compartió algunas ideas sobre Internet. Después de eso, hizo varias contribuciones importantes en el campo de la informática y las redes informáticas. Hizo un papel muy importante en ARPANET desarrollo. los Red de Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (ARPANET).

Sin embargo, Internet no llegaría hasta principios de la década de 1960, cuando J.C.R. Licklider lanzó la idea de un "Red intergaláctica”De las computadoras. Hay una gran parte de Licklider en la historia de Internet. Licklider esperaba que las computadoras automatizadas compartieran el tiempo y una red de computadoras para transferir y recuperar datos. Esta visión finalmente inspiró la creación de ARPANET, que eventualmente evolucionó a la Internet que conocemos hoy (Living Internet, 1996-2010).

Después de ese concepto de conmutación de paquetes lanzado en la historia de Internet. La conmutación de paquetes generalmente consiste en compartir datos a través de Internet en forma de pequeños paquetes. Donde cada paquete envía y recibe y luego se fusiona. Estos paquetes minimizan la latencia de transmisión a través de redes de Internet. La conmutación de paquetes fue realmente una parte importante en el mundo de las redes de Internet, que luego se volvería muy popular.

El prototipo de Internet llegó en la década de 1960 con la creación de ARPANET. fue la primera red de conmutación de paquetes de área amplia. Fue la primera red en implementar el protocolo TCP / IP en la década de 1970. fue fundada originalmente por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Que utilizó la conmutación de paquetes para permitir que varias computadoras se comuniquen a través de una sola red.

El 29 de octubre de 1969 ARPANET entregó su primer mensaje: a "Nodo a nodo" comunicación de una computadora a otra. La primera computadora estaba ubicada en un laboratorio de investigación en UCLA y la segunda en Stanford, cada una tenía el tamaño de una casa pequeña. El mensaje-"ACCESO"—Fue breve y simple, pero desafortunadamente, colapsó la incipiente red ARPANET de todos modos. La computadora de Stanford solo recibió las dos primeras letras de la nota. Este fue el primer fracaso en la historia de Internet, pero nadie se rindió y continuó.

Pero estas personas nunca se rindieron, esto continuó creciendo en la década de 1970. finalmente, el concepto de TCP / IP El protocolo fue diseñado en la década de 1970. que es, de manera realista, el Modelo de Internet y desarrollado por 2 científicos de DARPA, Vint Cerf y Bob Kahn. es por eso que a estas personas se les suele llamar los padres de Internet. Después de eso, adoptó como protocolo estándar para ARPANET (el predecesor de Internet) en 1983. ARPANET básicamente implementó el protocolo TCP / IP.

En 1971, Ray Tomlinson es reconocido universalmente como el creador de Email como parte de un programa para ARPANET. Mientras tanto, en 1978, Shiva Ayyadurai un 14-año-viejo niño indio comenzó su trabajo en un Email sistema para la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey.

En 1980. Después de eso, los investigadores comenzaron a ensamblar la “red de redes” que se convirtió en la Internet moderna. había adoptado como estándar de protocolo para ARPANET (el predecesor de Internet) en 1983.

En 1978-1980 también se inventó el concepto del modelo OSI. El desarrollo de las 4 capas TCP/IP modelo comenzó 10 años antes de que comenzara el trabajo en el 7 capas Modelo OSI. ARPANET, el precursor de Internet, se desarrolló a fines de la década de 1960.

Finalmente, la web mundial (WWW) inventada en 1989 por Timothy John Berners-Lee (TimBL), quien es un ingeniero e informático inglés mejor conocido como el inventor de la World Wide Web (W3C). TimBL también tiene una gran participación en la historia de Internet.

Básicamente World Wide Web (WWW) es un sistema de redes web. es responsable de mostrar el texto, los gráficos y el audio recuperados sobre el documento de hipertexto con su texto correspondiente y los hipervínculos están escritos en HTML llamado Lenguaje de marcado de hipertexto. asigna una dirección única en línea, que se denomina Localizador uniforme de recursos (URL). Pero a menudo se confunde con Internet en sí mismo porque la web en realidad solo accede a datos en línea en forma de sitios web e hipervínculos.


¿Quién inventó Internet?

Lo que la mayoría de nosotros considera Internet es en realidad la cara bonita de la operación: ventanas del navegador, sitios web, URL y barras de búsqueda. Pero la verdadera Internet, el cerebro detrás de la superautopista de la información, es un intrincado conjunto de protocolos y reglas que alguien tuvo que desarrollar antes de que pudiéramos acceder a la World Wide Web. A los informáticos Vinton Cerf y Bob Kahn se les atribuye la invención de los protocolos de comunicación de Internet que usamos hoy y el sistema conocido como Internet.

Antes de la iteración actual de Internet, la creación de redes de larga distancia entre computadoras se logró por primera vez en un experimento de 1969 por dos equipos de investigación en UCLA y Stanford. Aunque el sistema se bloqueó durante el intento inicial de iniciar sesión en la computadora vecina, los investigadores, dirigidos por Leonard Kleinrock, lograron crear la primera red de dos nodos. El experimento también fue la primera prueba de "conmutación de paquetes", un método de transferencia de datos entre dos sistemas informáticos. La conmutación de paquetes separa la información en "paquetes" más pequeños de datos que luego se transportan a través de múltiples canales diferentes y se vuelven a ensamblar en su destino. El método de conmutación de paquetes sigue siendo la base de la transferencia de datos en la actualidad. Cuando envía un correo electrónico a alguien, en lugar de tener que establecer una conexión con el destinatario antes de enviarlo, el correo electrónico se divide en paquetes y se puede leer una vez que todos los paquetes se hayan reensamblado y recibido.

Cerf y Kahn desarrollaron un conjunto de pautas para la transferencia de datos mediante conmutación de paquetes en 1980, denominando a esas pautas TCP / IP o Protocolo de control de transmisión y Protocolo de Internet. La parte TCP del protocolo se encarga de empaquetar los datos antes de que se muevan a través de la red y desempaquetarlos una vez que llegan. El componente IP actúa como coordinador del viaje y mapea el movimiento de información desde su punto de inicio hasta su punto final. Si bien el experimento de Kleinrock demostró que era posible una sola red entre dos sistemas informáticos, el TCP / IP de Cerf y Kahn proporcionó la columna vertebral para una red grande y eficiente de redes interconectadas, de ahí el nombre "Internet". Aunque se desarrollaron y utilizaron otros protocolos antes de TCP / IP, como el protocolo de transferencia de archivos (FTP) y el protocolo de control de red (NCP), Internet, tal como la conocemos hoy, se basa en la red de redes de Cerf y Kahn. "


"Internet" como estándar particular de Internet que usamos hoy

La camioneta donde nació Internet, llena de equipos de alta tecnología, se utilizó para una prueba en noviembre de 1977 que interconectaba tres redes diferentes con el eventual protocolo de Internet, TCP / IP. La furgoneta se construyó para la investigación fundamental en redes de radio de conmutación de paquetes, la base de los servicios de datos móviles actuales.

La historia la escriben los vencedores. Por lo tanto, lo que llamamos "la" Internet es simplemente el estándar de Internet que venció a sus rivales. ¿Quien lo escribió? Vint Cerf y Bob Kahn de ARPA, a la vez que aprovecha las importantes contribuciones de otros miembros de la comunidad de Internet mencionada anteriormente. Comenzaron a pensar en ello en 1973, y las primeras pruebas de campo se realizaron en 1976 y 1977. Pero el estándar de Internet que usamos hoy no salió victorioso en la década de 1970. En aquel entonces, se trataba principalmente de una actualización propuesta para varias de las redes experimentales de ARPA. De hecho, durante los siguientes diez años, los favoritos oficiales fueron una nueva generación de estándares de Internet, especialmente el OSI respaldado internacionalmente. La eventual victoria de Internet alrededor de 1990 fue algo sorprendente, ayudada por una comunidad de desarrolladores de base y con el respaldo del gobierno de los Estados Unidos (incluido el senador Al Gore).


Una breve historia del GIF, desde la innovación inicial en Internet hasta la reliquia ubicua

¿Qué dice Barack Obama, el perezoso de Zootopiay un oso agitando su pata tienen en común? Todos fueron nombrados & # 8220más populares en 2016 & # 8221 por el más zeitgeist-y de los memes de Internet: GIF animados. Desde su creación hace 30 años, los clips en bucle han seguido un camino rocoso hacia el estrellato, pasando de lo omnipresente a lo repudiado y viceversa. Ya sea que los ames o denuncies su impacto infantilizador en el lenguaje, es imposible pasar mucho tiempo sin verlos en las noticias, las redes sociales o incluso en las salas de Slack de la oficina. Gracias al humilde GIF, ninguna emoción es demasiado grande o pequeña para capturarla en forma de imagen animada.

Contenido relacionado

El desarrollador Steve Wilhite y su equipo en el gigante tecnológico CompuServe tenían un problema que resolver: cómo hacer que una computadora mostrara una imagen y al mismo tiempo ahorrara memoria. Fue en 1987, cuatro años antes de la llegada de la World Wide Web, cuando los usuarios que querían acceder al correo electrónico o transferir archivos lo hacían con suscripciones por hora de empresas como CompuServe. Entonces, como ahora, el problema era el espacio. ¿Cómo se puede compartir un archivo de imagen en color sin ocupar demasiada memoria de la computadora & # 8217s? Wilhite encontró una manera de hacerlo utilizando un algoritmo de compresión (más sobre esto pronto) combinado con parámetros de imagen como el número de colores disponibles (256). Su nueva creación podría usarse para intercambiar imágenes entre computadoras, y lo llamó Graphics Interchange Format. Nació el GIF.

(Para que conste, Wilhite pronuncia su creación con una G suave, usando una obra de teatro en el anuncio de mantequilla de maní como demostración: & # 8220Los desarrolladores elegidos eligen GIF. & # 8221 Reiteró el punto cuando recibió un Lifetime Achievement Award en el Premios Webby 2013. Pero eso apenas ha resuelto el debate, ya que muchos otros insisten en el duro & # 8220g & # 8221 como en la palabra & # 8220gift & # 8221 pero sin el & # 8220t & # 8221. Incluso diccionarios como Oxford English han declarado inútilmente ambas pronunciaciones válidas.)

Inicialmente, los GIF se usaban casi exclusivamente para imágenes fijas. Lo que hizo que el formato fuera revolucionario fue un algoritmo de compresión específico, llamado Lempel-Ziv-Welch por sus tres creadores (Abraham Lemepl, Jacob Ziv y Terry Welch). La forma en que funcionó fue identificar patrones repetidos, luego simplificarlos, permitiendo la compresión sin pérdida de archivos, lo que significa que ninguno de los datos se recorta en el proceso de acortamiento. Como explica Eric Limer en Mecánica popular:

[LZW] permite que las computadoras inventen una frase completamente nueva como & # 8216blite & # 8217 pixel para combinaciones como & # 8216a pixel blue, a white pixel, & # 8217, pero también frases combinadas como & # 8216bliteple & # 8217 for & # 8216blite pixel, píxel púrpura & # 8217 y así sucesivamente, acumulando más y más información en una sola palabra nueva. Este enfoque hizo que el GIF tuviera un talento único para encajar imágenes en color fotorrealistas con sus colores entrelazados en paquetes pequeños y prácticos.

En el archivo se incluían múltiples variaciones de la imagen fija, que se podían unir para crear un video en bucle, como un flipbook. El primer ejemplo de esto fue un mapa meteorológico. Pero cuando los desarrolladores se lanzaron a la World Wide Web en 1991, utilizaron principalmente imágenes fijas. La primera imagen en color en línea fue incluso un GIF.

& # 8220GIF pronto se convirtió en un estándar mundial y también jugó un papel importante en la comunidad de Internet & # 8221, escribe el desarrollador de software Mike Battilana. & # 8220Muchos desarrolladores escribieron (o adquirieron bajo licencia) software compatible con GIF sin necesidad de saber siquiera que existía una empresa llamada CompuServe. & # 8221

Y ahí radicaba un gran problema: porque el algoritmo LZW que hizo posible los GIF estaba en realidad bajo patente, propiedad de una empresa llamada Unisys Corp. Y en 1995, después de años de desarrolladores que tenían un libre para todos con sus GIF, de repente Unisys quería para cumplir con su patente. Anunciaron que cobrarían una pequeña regalía (.45 por ciento y .65 por ciento en diferentes productos) por el software que utiliza el algoritmo, incluidos TIFF y PDF, así como GIF. Su patente no se agotaría hasta 2003 en los EE. UU. Y 2004 en el resto del mundo.

Las reacciones de los desarrolladores variaron desde la práctica & # 8212creando un nuevo formato de archivo llamado PNG (en un momento llamado PING para & # 8220Ping Is Not Gif & # 8221) que no & # 8217t usó el algoritmo LZW & # 8212 hasta el teatral. En el último extremo de este espectro estaba el día & # 8220Burn All GIFs & # 8221, celebrado el 5 de noviembre de 1999, cuando los desarrolladores se reunieron para eliminar sus archivos GIF. & # 8220 El Día de Grabar todos los GIF puede ser la primera vez en la historia de la humanidad que alguien ha pensado que vale la pena organizar una protesta política organizada, incluso una pequeña, sobre un algoritmo matemático, & # 8221 escribió El Atlántico en el momento. A pesar de que Unisys solo pidió a las grandes empresas que compraran licencias en lugar de usuarios individuales no comerciales, los desarrolladores aún sintieron que la patente era una amenaza.

Las imágenes GIF se eliminaron en gran medida, especialmente porque otros formatos de archivo ahora funcionaban mejor cuando se trataba de imágenes estáticas. Pero nadie más podía llenar un nicho que GIF había acorralado: las imágenes animadas. Y así, incluso cuando Internet evolucionó más allá del HTML temprano, el viejo GIF se aferró a la vida.

& # 8220Antes, los GIF estaban decorando el contenido & # 8221, dice Jason Eppink, curador de medios digitales en el Museo de Imágenes en Movimiento. Los GIF eran imágenes prediseñadas y símbolos de construcción, explica. Pero ahora & # 8212 & # 8220el GIF en sí se ha convertido en el destino. & # 8221

Parte de la razón por la que el GIF sobrevivió incluso después de la purga de GIF, piensa Eppink, es porque encaja con el espíritu de bricolaje de los inicios de Internet. Era un archivo pequeño, se podía descargar y almacenar en servidores individuales, y en realidad no apareció nada para reemplazar su estilo de animación: ese bucle corto, continuo y sin sonido.

& # 8220Como la mayoría de los medios digitales, satisface una necesidad, pero también creó la necesidad & # 8221, dice Kevin Zeng Hu, investigador de doctorado en el MIT Media Lab. & # 8220 Todos sabemos lo difíciles que pueden ser los mensajes de texto y cuánto contexto se puede perder, especialmente el contexto emocional. Una vez que lo hace visual, tiene un mayor ancho de banda para transmitir matices. & # 8221

Hu se asoció con Travis Rich en 2014 para crear GIFGIF, un proyecto destinado a cuantificar las emociones que provienen de ciertos GIF. El sitio funciona casi como una prueba A-B intencional, en la que se pide a los usuarios que identifiquen cuál de los dos GIF representa mejor una emoción. Hasta la fecha, han recibido casi 3,2 millones de respuestas y quedaron impresionados por la precisión de los GIF principales para cada emoción. & # 160

En los años transcurridos desde que comenzó el proyecto, Hu dice que los GIF se han indexado mejor y son más fáciles de usar, gracias a plataformas como Giphy. Irónicamente, hoy en día muchos de los GIF que se ven en sitios como Twitter e Imgur son en realidad archivos de video que han sido codificados para comportarse como GIF, simplemente porque la nueva tecnología de video es más eficiente que el formato de almacenamiento GIF obsoleto. & # 8220 En cierto modo trascendió el formato de archivo para convertirse en un nombre para este meme cultural específico & # 8221, dice Hu.

Para Eppink, otro aspecto único de los GIF es su falta de autoría y lo divorciados que se vuelven de su material original. El hecho de que esté familiarizado con un GIF, diga, un niño en una computadora vieja que le da un pulgar hacia arriba, significa que tiene alguna idea de dónde vino esa animación. & # 8220La mayor parte del tiempo cuando se utilizan extractos, & # 8217 siguen siendo propiedad de la cosa de la que proceden. Hay & # 8217 algo interesante en los GIF en el sentido de que se convierten en su propia entidad, & # 8221 Eppink dice.

Por ahora, los GIF están protegidos de las reclamaciones de derechos de autor por la doctrina del uso justo (que protege el material de copia con fines limitados y transformadores), aunque esa protección no ha sido probada en los tribunales. En el pasado, asociaciones deportivas como la NFL y la NCAA & # 8217s Big 12 conference han enviado reclamos a Twitter sobre cuentas que usan GIF de eventos deportivos, y el Comité Olímpico Internacional intentó sin éxito prohibir los GIF de los Juegos Olímpicos de 2016 & # 160.

A pesar de la incertidumbre sobre el futuro legal del GIF, es un ícono cultural con poder de permanencia. Los GIF incluso han aparecido dos veces en el Museo de la Imagen en Movimiento. En 2014 organizaron una instalación sobre GIF de reacción, y este junio tendrán otra exposición dedicada a las imágenes animadas: un ascensor GIF, sus paredes y techo cubiertos con imágenes en bucle donde los visitantes pueden sumergirse en un momento único y perpetuo.

& # 8220Un GIF exitoso es uno que se comparte, & # 8221 Eppink escribió en un artículo sobre la historia de los GIF para el Revista de cultura visual. & # 8220Aunque las personas procesan los píxeles, las comunidades crean los GIF. & # 8221 & # 160


Una breve historia de la pornografía en Internet

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

“Dios Todopoderoso, Señor de toda la vida, te alabamos por los avances en las comunicaciones computarizadas que disfrutamos en nuestro tiempo. Lamentablemente, sin embargo, hay quienes están llenando esta superautopista de información con pornografía obscena, indecente y destructiva ".

Era el 14 de junio de 1995, dentro de la cámara del Senado en Washington, DC, y Jim Exon, un demócrata de Nebraska de 74 años con cabello plateado y lentes, había comenzado su discurso a sus colegas con una oración escrita para esta ocasión por el Senado chaplin. Estuvo allí para instar a sus compañeros senadores a aprobar su enmienda y la del senador Dan Coats de Indiana a la Ley de Decencia en las Comunicaciones, o CDA, que ampliaría las leyes existentes sobre indecencia y contra la obscenidad a los "servicios informáticos interactivos" de la floreciente era de Internet. . “Ahora, guíen a los senadores”, continuó Exon en su oración, “cuando consideren formas de controlar la contaminación de las comunicaciones informáticas y cómo preservar uno de nuestros mayores recursos: la mente de nuestros hijos y el futuro y la fortaleza moral de nuestra Nación. Amén."

Mientras los senadores con cara de piedra miraban, Exon levantó una carpeta azul que, advirtió, estaba llena del tipo de "pornografía pervertida" que estaba "a solo unos clics de distancia" en línea. “No puedo y no quisiera mostrar estas fotos al Senado, no quisiera que nuestras cámaras las captaran”, dijo, pero “espero que todos mis colegas, si están interesados, pasen por mi escritorio y tomen un vistazo a este material repugnante ".

Uno por uno, hojearon las páginas de "cosas grotescas", como dijo Coats, que la innovación fomentó. Citó cifras, aunque dudosas, de un estudio que encontró más de 450.000 imágenes pornográficas en línea a las que se había accedido aproximadamente 6,4 millones de veces el año anterior. La fuente principal habían sido los grupos de noticias gratuitos —alt.sex, alt.bestiality—, etc., que seguían siendo un salvaje oeste de carne y suciedad. “Con la tecnología de Internet antigua, recuperar y visualizar cualquier imagen gráfica en una PC en casa podría ser laborioso”, explicó Coats con aire de aprensión. "La nueva tecnología de Internet, como los navegadores web, facilita todo esto".

Sin embargo, por urgente que pareciera la situación a los senadores, tales preocupaciones sobre la pornografía y la tecnología emergente estaban lejos de ser nuevas. John Tierney, un miembro de la Universidad de Columbia que estudió el impacto cultural de la tecnología, rastreó lo que llamó el "impulso tecnológico erótico" al menos 27.000 años atrás: entre las primeras figuras de arcilla descubiertas de esa época había mujeres con grandes pechos y traseros. . "A veces, lo erótico ha sido una fuerza que impulsa la innovación tecnológica", escribió Tierney en Los New York Times en 1994, "prácticamente siempre, desde la escultura de la Edad de Piedra hasta los tablones de anuncios informáticos, ha sido uno de los primeros usos de un nuevo medio".

Extraído de The Players Ball: un genio, un estafador y la historia secreta del auge de Internet, por David Kushner. Compra en Amazon.

Tales representaciones surgieron, como era de esperar, con cada nuevo advenimiento tecnológico. Con el arte rupestre, aparecieron bocetos de desnudos femeninos recostados en las paredes de las cuevas de La Magdelaine del 15.000 a. C. Cuando los sumerios descubrieron cómo escribir en escritura cuneiforme en tablillas de arcilla, las llenaron de sonetos para vulvas. Entre los primeros libros impresos en una imprenta de Gutenberg se encontraba una colección de posiciones sexuales del siglo XVI basada en los sonetos del hombre considerado el primer pornógrafo, Aretino, un libro prohibido por el Papa. Cada nuevo medio siguió un patrón similar de innovación, pornografía e indignación. Una de las primeras películas proyectadas comercialmente fue El beso en 1900, distribuido por Thomas Edison, que mostraba 18 segundos de una pareja besándose.

"El espectáculo del pastoreo prolongado en los labios del otro era lo suficientemente bestial en tamaño real en el escenario, pero magnificado a proporciones gigantescas y repetido tres veces es absolutamente repugnante", escribió un crítico, mientras Edison celebraba cómo la película "derriba el casa cada vez ". La primera película erótica, un striptease llamado Le Coucher de la Mariée, lanzado en 1896, también estaba calentando al público.

A finales de la década de 1950, la llegada de la película de 8 mm puso el poder de la pornografía en manos de cualquiera y lanzó la industria moderna de la pornografía. Cuando las videograbadoras ingresaron a los hogares 20 años después, más del 75 por ciento de las cintas vendidas eran porno. Se aceptó ampliamente que la decisión de Sony de prohibir la pornografía en su formato Betamax competidor la condenó al olvido. Más recientemente, la ruptura del sistema telefónico Bell en 1984 generó la explosión de 900 números telefónicos de sexo. Por lo tanto, no fue una sorpresa que el amanecer de Internet estuviera dando lugar al mismo tipo de innovación, demanda e indignación que había estado ocurriendo durante eones.

El furor por la pornografía en Internet había comenzado con la publicación de un estudio, "Comercialización de la pornografía en la superautopista de la información", en El diario de leyes de Georgetown. El estudio que suena autorizado, escrito por un estudiante de Carnegie Mellon, Marty Rimm, afirmó ser “una encuesta de 917,410 imágenes, descripciones, historias cortas y animaciones descargadas 8.5 millones de veces por consumidores en más de 2000 ciudades en cuarenta países, provincias y territorios. " Rimm afirmó que el 80 por ciento de las imágenes en los grupos de noticias, el principal repositorio de imágenes en línea, eran porno.

Esa figura impactante llamó la atención de Tiempo revista, que publicó un artículo de portada el 3 de julio de 1995, justo a tiempo para los lectores navideños, anunciando los hallazgos que se publicarán próximamente. La foto de portada mostraba a un niño frente al teclado de una computadora, bañado en luz azul, con los ojos muy abiertos y la boca abierta por el horror. “CYBERPORN”, gritaba la portada, “un nuevo estudio muestra lo generalizado y salvaje que es en realidad. ¿Podemos proteger a nuestros hijos y la libertad de expresión? " Como lo expresó el escritor en el artículo: "Sin embargo, si cree que las cosas están locas ahora, espere hasta que los políticos obtengan un informe que se publicará esta semana".

Él estaba en lo correcto. A pesar del clamor de los escépticos y los defensores de las libertades civiles ("la implicación de Rimm de que podría determinar 'el porcentaje de todas las imágenes disponibles en Usenet que son pornográficas en un día determinado' fue pura fantasía", como escribió Mike Godwin en HotWired), El estudio de Rimm se convirtió en la base de la propuesta de la Ley de Decencia en las Comunicaciones. Y, como dijo Exon durante la reunión del Senado, su responsabilidad estaba clara. A pesar de las objeciones sobre las restricciones a la libertad de expresión, la CDA apuntaría a los crecientes proveedores de pornografía en línea, que ahora enfrentarían hasta dos años de prisión por publicar material obsceno al que podría acceder cualquier persona menor de 18 años. Cuando se realizó la votación, la respuesta fue abrumadora: el Senado, y luego la Cámara, aprobaron el CDA.

Para el verano, sin embargo, la base de la ley se había desacreditado rotundamente. Se descubrió que el artículo de Rimm, salvajemente criticado, se publicó sin revisión de pares, alimentando teorías de conspiración de que todas fueron maquinaciones de activistas contra la pornografía. Los New York Times descartó el estudio como "un rip-snorter", lleno de "análisis engañosos, definiciones ambiguas y conclusiones sin fundamento". Atacado por trolls de Internet, Rimm se escondió. Pero su trabajo, y el de los senadores ", estaba hecho.

El 8 de febrero de 1996, el presidente Bill Clinton promulgó la Ley de Decencia en las Comunicaciones. "Hoy", dijo, "con el trazo de un bolígrafo, nuestras leyes se pondrán al día con el futuro". Para Exon y los demás, no podría haber llegado lo suficientemente pronto. "Si no se hace nada ahora", como había instado a sus colegas durante la audiencia, "los pornógrafos pueden convertirse en los principales beneficiarios de la revolución de la información".

Un día en Boca Raton, Florida, en mayo de 1996, Jordan Levinson, el propietario de AIS Marketing, una startup que negociaba anuncios para sitios web para adultos, recibió una llamada de un hombre que quería beneficiarse del submundo floreciente de la revolución de la información: Stephen Cohen.


¿Quién inventó Internet? & # 8211 HISTORIA

Como cabría esperar de una tecnología tan amplia y en constante cambio, es imposible atribuir la invención de Internet a una sola persona. Internet fue el trabajo de docenas de científicos, programadores e ingenieros pioneros, cada uno de los cuales desarrolló nuevas funciones y tecnologías que finalmente se fusionaron para convertirse en [& hellip]

Como cabría esperar de una tecnología tan amplia y en constante cambio, es imposible atribuir la invención de Internet a una sola persona. Internet fue el trabajo de decenas de científicos, programadores e ingenieros pioneros, cada uno de los cuales desarrolló nuevas características y tecnologías que eventualmente se fusionaron para convertirse en la "superautopista de la información" que conocemos hoy.

Mucho antes de que existiera la tecnología para construir Internet, muchos científicos ya habían anticipado la existencia de redes mundiales de información. Nikola Tesla jugó con la idea de un "sistema inalámbrico mundial" a principios de la década de 1900, y pensadores visionarios como Paul Otlet y Vannevar Bush concibieron sistemas de almacenamiento de libros y medios mecanizados y con capacidad de búsqueda en las décadas de 1930 y 1940.

Aún así, los primeros esquemas prácticos para Internet no llegarían hasta principios de la década de 1960, cuando J.C.R. Licklider popularizó la idea de una "red intergaláctica" de computadoras. Poco después, los científicos informáticos desarrollaron el concepto de "conmutación de paquetes", un método para transmitir datos electrónicos de forma eficaz que luego se convertiría en uno de los principales componentes básicos de Internet.

El primer prototipo viable de Internet llegó a fines de la década de 1960 con la creación de ARPANET, o la Red de Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada. Originalmente financiado por el Departamento de Defensa de EE. UU., ARPANET utilizaba la conmutación de paquetes para permitir que varias computadoras se comunicaran en una sola red.

El 29 de octubre de 1969, ARPAnet entregó su primer mensaje: una comunicación "nodo a nodo" de una computadora a otra. (La primera computadora estaba ubicada en un laboratorio de investigación en UCLA y la segunda en Stanford, cada una era del tamaño de una casa pequeña). El mensaje, "LOGIN", era breve y simple, pero colapsó la incipiente red ARPA de todos modos: La computadora de Stanford solo recibió las dos primeras letras de la nota.

La tecnología continuó creciendo en la década de 1970 después de que los científicos Robert Kahn y Vinton Cerf desarrollaran el Protocolo de control de transmisión y el Protocolo de Internet, o TCP / IP, un modelo de comunicaciones que establece estándares sobre cómo se pueden transmitir los datos entre múltiples redes.

ARPANET adoptó TCP / IP el 1 de enero de 1983 y, a partir de ahí, los investigadores comenzaron a ensamblar la “red de redes” que se convirtió en la Internet moderna. El mundo en línea tomó una forma más reconocible en 1990, cuando el científico informático Tim Berners-Lee inventó la World Wide Web. Si bien a menudo se confunde con Internet en sí, la Web es en realidad el medio más común de acceder a datos en línea en forma de sitios web e hipervínculos.

The web helped popularize the internet among the public, and served as a crucial step in developing the vast trove of information that most of us now access on a daily basis.


It’s foreknown that the Internet is one of the comprehensive and everchanging technology, so it’s not possible to credit one single person for it. The Internet was the work of several pioneering scientists, engineers, and programmers that has contributed to developing new features and technology that eventually become one of the greatest inventions.

Before the technology came into existence, many scientists had played around the technology to make something similar. For instance, in the early 1900s, Nikola Tesla played with an idea of building a “world wireless system.” Another example is from the 1930s to 1940s, dónde Vannevar Bush y Paul Otlet invented searchable storage systems of media and books.

An idea of an Internet practically came into existence from the early 1960s due to MIT’s J.C.R. Licklider, who popularized the idea of “Intergalactic Network.” Shortly, the concept of “packet switching” came into existence to successfully transmit electronic data. Later, it also became one of the building blocks of this powerful technology Internet.

In the late 1960s, ARPANET’s creation (Advanced Research Projects Agency Network) came into existence. It became the first workable prototype of the Internet, originally funded by the U.S. Department of Defense. The first “node-to-node” communication from one computer to another took place on October 29, 1969, through ARPANET. los first computer was in a research lab at UCLA and another at Stanford.

Es más, ARPANET went ahead and on January 1, 1983, even adapted TCP/IP, and from there on, researchers started assembling the “network to networks” that came out as the modern Internet. Lastly, the online world took a more recognizable turn when computer scientist Tim Berners-Lee came out with the World Wide Web.


How the internet was invented

I n the kingdom of apps and unicorns, Rossotti’s is a rarity. This beer garden in the heart of Silicon Valley has been standing on the same spot since 1852. It isn’t disruptive it doesn’t scale. But for more than 150 years, it has done one thing and done it well: it has given Californians a good place to get drunk.

During the course of its long existence, Rossotti’s has been a frontier saloon, a gold rush gambling den, and a Hells Angels hangout. These days it is called the Alpine Inn Beer Garden, and the clientele remains as motley as ever. On the patio out back, there are cyclists in spandex and bikers in leather. There is a wild-haired man who might be a professor or a lunatic or a CEO, scribbling into a notebook. In the parking lot is a Harley, a Maserati, and a horse.

It doesn’t seem a likely spot for a major act of innovation. But 40 years ago this August, a small team of scientists set up a computer terminal at one of its picnic tables and conducted an extraordinary experiment. Over plastic cups of beer, they proved that a strange idea called the internet could work.

T he internet is so vast and formless that it’s hard to imagine it being invented. It’s easy to picture Thomas Edison inventing the lightbulb, because a lightbulb is easy to visualize. You can hold it in your hand and examine it from every angle.

The internet is the opposite. It’s everywhere, but we only see it in glimpses. The internet is like the holy ghost: it makes itself knowable to us by taking possession of the pixels on our screens to manifest sites and apps and email, but its essence is always elsewhere.

This feature of the internet makes it seem extremely complex. Surely something so ubiquitous yet invisible must require deep technical sophistication to understand. But it doesn’t. The internet is fundamentally simple. And that simplicity is the key to its success.

The people who invented the internet came from all over the world. They worked at places as varied as the French government-sponsored computer network Cyclades, England’s National Physical Laboratory, the University of Hawaii and Xerox. But the mothership was the US defense department’s lavishly funded research arm, the Advanced Research Projects Agency (Arpa) – which later changed its name to the Defense Advanced Research Projects Agency (Darpa) and its many contractors. Without Arpa, the internet wouldn’t exist.

An old image of Rossotti’s, one of the birthplaces of the internet. Photograph: Courtesy of the Alpine Inn Beer Garden, formerly Rossotti's

As a military venture, Arpa had a specifically military motivation for creating the internet: it offered a way to bring computing to the front lines. In 1969, Arpa had built a computer network called Arpanet, which linked mainframes at universities, government agencies, and defense contractors around the country. Arpanet grew fast, and included nearly 60 nodes by the mid-1970s.

But Arpanet had a problem: it wasn’t mobile. The computers on Arpanet were gigantic by today’s standards, and they communicated over fixed links. That might work for researchers, who could sit at a terminal in Cambridge or Menlo Park – but it did little for soldiers deployed deep in enemy territory. For Arpanet to be useful to forces in the field, it had to be accessible anywhere in the world.

Picture a jeep in the jungles of Zaire, or a B-52 miles above North Vietnam. Then imagine these as nodes in a wireless network linked to another network of powerful computers thousands of miles away. This is the dream of a networked military using computing power to defeat the Soviet Union and its allies. This is the dream that produced the internet.

Making this dream a reality required doing two things. The first was building a wireless network that could relay packets of data among the widely dispersed cogs of the US military machine by radio or satellite. The second was connecting those wireless networks to the wired network of Arpanet, so that multimillion-dollar mainframes could serve soldiers in combat. “Internetworking,” the scientists called it.

Internetworking is the problem the internet was invented to solve. It presented enormous challenges. Getting computers to talk to one another – networking – had been hard enough. But getting networks to talk to one another – internetworking – posed a whole new set of difficulties, because the networks spoke alien and incompatible dialects. Trying to move data from one to another was like writing a letter in Mandarin to someone who only knows Hungarian and hoping to be understood. It didn’t work.

In response, the architects of the internet developed a kind of digital Esperanto: a common language that enabled data to travel across any network. In 1974, two Arpa researchers named Robert Kahn and Vint Cerf published an early blueprint. Drawing on conversations happening throughout the international networking community, they sketched a design for “a simple but very flexible protocol”: a universal set of rules for how computers should communicate.

These rules had to strike a very delicate balance. On the one hand, they needed to be strict enough to ensure the reliable transmission of data. On the other, they needed to be loose enough to accommodate all of the different ways that data might be transmitted.

Vinton Cerf, left, and Robert Kahn, who devised the first internet protocol. Photograph: Louie Psihoyos/Corbis

“It had to be future-proof,” Cerf tells me. You couldn’t write the protocol for one point in time, because it would soon become obsolete. The military would keep innovating. They would keep building new networks and new technologies. The protocol had to keep pace: it had to work across “an arbitrarily large number of distinct and potentially non-interoperable packet switched networks,” Cerf says – including ones that hadn’t been invented yet. This feature would make the system not only future-proof, but potentially infinite. If the rules were robust enough, the “ensemble of networks” could grow indefinitely, assimilating any and all digital forms into its sprawling multithreaded mesh.

Eventually, these rules became the lingua franca of the internet. But first, they needed to be implemented and tweaked and tested – over and over and over again. There was nothing inevitable about the internet getting built. It seemed like a ludicrous idea to many, even among those who were building it. The scale, the ambition – the internet was a skyscraper and nobody had ever seen anything more than a few stories tall. Even with a firehose of cold war military cash behind it, the internet looked like a long shot.

Then, in the summer of 1976, it started working.

I f you had walked into Rossotti’s beer garden on 27 August 1976, you would have seen the following: seven men and one woman at a table, hovering around a computer terminal, the woman typing. A pair of cables ran from the terminal to the parking lot, disappearing into a big grey van.

Inside the van were machines that transformed the words being typed on the terminal into packets of data. An antenna on the van’s roof then transmitted these packets as radio signals. These signals radiated through the air to a repeater on a nearby mountain top, where they were amplified and rebroadcast. With this extra boost, they could make it all the way to Menlo Park, where an antenna at an office building received them.

It was here that the real magic began. Inside the office building, the incoming packets passed seamlessly from one network to another: from the packet radio network to Arpanet. To make this jump, the packets had to undergo a subtle metamorphosis. They had to change their form without changing their content. Think about water: it can be vapor, liquid or ice, but its chemical composition remains the same. This miraculous flexibility is a feature of the natural universe – which is lucky, because life depends on it.

A plaque at Rossotti’s commemorating the August 1976 experiment. Photograph: Courtesy of the Alpine Inn Beer Garden, formerly Rossotti's

The flexibility that the internet depends on, by contrast, had to be engineered. And on that day in August, it enabled packets that had only existed as radio signals in a wireless network to become electrical signals in the wired network of Arpanet. Remarkably, this transformation preserved the data perfectly. The packets remained completely intact.

So intact, in fact, that they could travel another 3,000 miles to a computer in Boston and be reassembled into exactly the same message that was typed into the terminal at Rossotti’s. Powering this internetwork odyssey was the new protocol cooked up by Kahn and Cerf. Two networks had become one. The internet worked.

“There weren’t balloons or anything like that,” Don Nielson tells me. Now in his 80s, Nielson led the experiment at Rossotti’s on behalf of the Stanford Research Institute (SRI), a major Arpa contractor. Tall and soft-spoken, he is relentlessly modest seldom has someone had a better excuse for bragging and less of a desire to indulge in it. We are sitting in the living room of his Palo Alto home, four miles from Google, nine from Facebook, and at no point does he even partly take credit for creating the technology that made these extravagantly profitable corporations possible.

The internet was a group effort, Nielson insists. SRI was only one of many organizations working on it. Perhaps that’s why they didn’t feel comfortable popping bottles of champagne at Rossotti’s – by claiming too much glory for one team, it would’ve violated the collaborative spirit of the international networking community. Or maybe they just didn’t have the time. Dave Retz, one of the researchers at Rossotti’s, says they were too worried about getting the experiment to work – and then when it did, too worried about whatever came next. There was always more to accomplish: as soon as they’d stitched two networks together, they started working on three – which they achieved a little over a year later, in November 1977.

Over time, the memory of Rossotti’s receded. Nielson himself had forgotten about it until a reporter reminded him 20 years later. “I was sitting in my office one day,” he recalls, when the phone rang. The reporter on the other end had heard about the experiment at Rossotti’s, and wanted to know what it had to do with the birth of the internet. By 1996, Americans were having cybersex in AOL chatrooms and building hideous, seizure-inducing homepages on GeoCities. The internet had outgrown its military roots and gone mainstream, and people were becoming curious about its origins. So Nielson dug out a few old reports from his files, and started reflecting on how the internet began. “This thing is turning out to be a big deal,” he remembers thinking.

What made the internet a big deal is the feature Nielson’s team demonstrated that summer day at Rossotti’s: its flexibility. Forty years ago, the internet teleported thousands of words from the Bay Area to Boston over channels as dissimilar as radio waves and copper telephone lines. Today it bridges far greater distances, over an even wider variety of media. It ferries data among billions of devices, conveying our tweets and Tinder swipes across multiple networks in milliseconds.

The Alpine Inn Beer Garden today – still a place where Silicon Valley crowds gather. Photograph: Courtesy of the Alpine Inn Beer Garden, formerly Rossotti's

This isn’t just a technical accomplishment – it’s a design decision. The most important thing to understand about the origins of the internet, Nielson says, is that it came out of the military. While Arpa had wide latitude, it still had to choose its projects with an eye toward developing technologies that might someday be useful for winning wars. The engineers who built the internet understood that, and tailored it accordingly.

That’s why they designed the internet to run anywhere: because the US military is everywhere. It maintains nearly 800 bases in more than 70 countries around the world. It has hundreds of ships, thousands of warplanes, and tens of thousands of armored vehicles. The reason the internet can work across any device, network, and medium – the reason a smartphone in Sao Paulo can stream a song from a server in Singapore – is because it needed to be as ubiquitous as the American security apparatus that financed its construction.


Visión general

Resumen

Janet Abbate recounts the key players and technologies that allowed the Internet to develop but her main focus is always on the social and cultural factors that influenced the Internet's design and use.

Since the late 1960s the Internet has grown from a single experimental network serving a dozen sites in the United States to a network of networks linking millions of computers worldwide. En Inventing the Internet, Janet Abbate recounts the key players and technologies that allowed the Internet to develop but her main focus is always on the social and cultural factors that influenced the Internets design and use. The story she unfolds is an often twisting tale of collaboration and conflict among a remarkable variety of players, including government and military agencies, computer scientists in academia and industry, graduate students, telecommunications companies, standards organizations, and network users.

The story starts with the early networking breakthroughs formulated in Cold War think tanks and realized in the Defense Department's creation of the ARPANET. It ends with the emergence of the Internet and its rapid and seemingly chaotic growth. Abbate looks at how academic and military influences and attitudes shaped both networks how the usual lines between producer and user of a technology were crossed with interesting and unique results and how later users invented their own very successful applications, such as electronic mail and the World Wide Web. She concludes that such applications continue the trend of decentralized, user-driven development that has characterized the Internet's entire history and that the key to the Internet's success has been a commitment to flexibility and diversity, both in technical design and in organizational culture.

De tapa dura

Libro de bolsillo

Cuota

Autores

Janet Abbate

Reseñas

[M]ay be the finest extended work on Internet history and development to date. useful for anyone studying information technology.

Endorsements

This sophisticated history is the best account so far published of the unpredictable and turbulent evolution of the Internet. With its broad international context, the book will be of value to makers and users of the global communications network, as well as to science and technology policy makers.


Ver el vídeo: Quién inventó el internet? para darle a su madre (Agosto 2022).